El desespero reina en McLaren-Honda. Tras lo mostrado en los test de pretemporada, llegan a Australia con más dudas que resultados, y ya nadie oculta el enfado y la frustración. Los pilotos sólo esperan en confiar a que se solucione la situación, pero podría ser que no duren ni una vuelta. Panorama desolador y situación pésima para arrancar una temporada de Fórmula 1.

Alonso durante la jornada de ayer en Melbourne

ASÍ LLEGAN LOS PILOTOS A AUSTRALIA

Fernando Alonso: El bicampeón español empieza la temporada con el título de piloto más experimentado de la parrilla. Los test de Barcelona le supieron a demasiado poco y ya desde entonces empezó a soltar dardos contra todo lo que se movía. La situación le puede, la frustración y la rabia que debe llevar por dentro sólo él la sabe controlar. Los expertos le recomiendan que empiece a pensar en un cambio de aires o la retirada, pero él, cabezota hasta el final quiere seguir luchando por lo que considera justo, su tercera corona.

Stoffel Vandoorne: El joven piloto belga tampoco está mejor que su compañero de equipo. Debuta de manera oficial como piloto de Fórmula 1, a pesar de que ya fue probador y sustituyó a Alonso en Australia 2015 tras el accidente que tuvo el español en los test. La preocupación por la situación de McLaren-Honda también la comparte él, aunque también es verdad que la juventud es un grado de paciencia que se le puede consentir.

ASÍ LLEGA McLAREN-HONDA A AUSTRALIA

La palabra es mal. Muy mal. Los unos se quejan de los otros y los otros hacen como si aquí no pasara nada. La situación es crítica, existen rumores de que McLaren podría estar buscando proveedor de motores para el año que viene, mientras Honda asistió a otra pantomima durante los test de pretemporada en Barcelona, y la que queda por protagonizar… Aseguran que tienen los medios para darle la vuelta a la situación, pero después de 3 años de promesas incumplidas ya carecen de validez todas las opiniones y las promesas. Si alguno de los dos McLaren-Honda termina la carrera del domingo será ya un milagro.

EXPECTATIVAS DEL GRAN PREMIO

Declaraciones extraídas de: www.f1.com ||Elaboración propia

Fernando Alonso: “Es frustrante y no estoy contento. Pero así son las cosas y espero que podamos mejorar la situación. Ya he pedido al equipo una reacción muy fuerte y muy temprana porque obviamente esto es Fórmula 1, nadie te esperará más de un día o más de una hora. No es un juego benéfico, esto es F1, así que tenemos que mejorar la situación, cambiar la marcha, subir de nivel y competir duro y espero que pueda disfrutar el reto”.

“Todavía nos queda mucho camino y necesitamos ver una reacción de Honda lo antes posible. Tenemos que darles tiempo para que nos digan cómo serán las carreras. Hay muchas preguntas por responder”.
“El equipo trabajó muy duro en el último par de semanas para mejorar la situación y llegar un poco más preparados para competir, pero en Fórmula 1 no hay milagros en dos semanas. Me espero un fin de semana difícil, así que tenemos que mantener los pies en el suelo sabiendo que tenemos problemas por resolver. Pero al mismo tiempo esto es competición, ya no son tests”.

“Aquí puede pasar de todo. Puede haber muchas retiradas, así que tenemos que entrar en el fin de semana con una mentalidad de recoger alguna información y aspectos positivos de este fin de semana. Con suerte podremos empujar un poco más y encontrar los límites, porque en los tests de invierno no pudimos empujar en ningún momento”.

Stoffel Vandoorne: “Sabemos que no será fácil para nosotros. Después de un comienzo complicado en los tests de invierno, no haremos ninguna predicción. Tenemos un par de pequeñas actualizaciones en el coche pero tenemos que descubrir si son mejores en los entrenamientos libres de mañana. Para nosotros es importante sumar kilometraje para entender el paquete y tratar de sacar el máximo de él”.

“Obviamente no hemos completado nuestro programa de tests de invierno como queríamos, y sabemos que estamos en una situación difícil, pero eso ya lo sabíamos al venir aquí [en Australia]. Ahora todo se basa en trabajar juntos con el equipo y empujar tan duro como podamos, poner nuevas piezas en el coche y mejorar fin de semana tras fin de semana”.

Eric Boullier, jefe de equipo: “No es un secreto que en McLaren–Honda tuvimos más dificultades en las dos semanas de test que las que esperábamos, y hemos estado trabajando juntos desde que volvimos de Barcelona para encontrar los problemas que tuvimos para corregirlos desde la primera carrera de la temporada”

“Como equipo, estamos expectantes por volver a correr pero también dubitativos ante los interrogantes que esta nueva era de la Fórmula 1 que empieza. No sabemos todavía con que nos podemos encontrar, asique hasta que no toquemos la pista el viernes por la mañana es imposible de predecir que nos deparará este fin de semana. Será interesante para todos para ver como se va estructurando todo según avancen las sesiones, así como saber nuestras fortalezas y debilidades y estamos preparados para un desafiante fin de semana por delante.”

“Tomaremos esta temporada carrera a carrera. Australia será para nosotros como un banco de pruebas desde donde podremos entender donde estamos en relación con el resto y que necesitamos mejorar para los próximos Grandes Premios. No haremos ninguna valoración sobre nuestro desarrollo ni nuestros resultados, pero McLaren y Honda continuaran yendo mano a mano maximizando todo lo que tenemos, Melbourne siempre es un sitio inmejorable para la primera carrera y tenemos ganas de ver y escuchar a nuestros aficionados”.

Yusuke Hasegawa, jefe de Honda:“Ha sido un invierno desafiante para todo el equipo. Obviamente, los problemas que tuvimos en Barcelona limitaron nuestro tiempo en la pista y añadieron presión en nuestra pretemporada, aun así, seguimos siendo capaces de generar una gran cantidad de datos.”

“En cuanto al desarrollo, siempre hay tiempo para mejorar en aras de tener una mejor conducibilidad, y con futuros análisis seremos capaces de hacer cambios adicionales para estar listos para Melbourne. Sabemos que vamos en la dirección correcta y continuaremos nuestros esfuerzos para incrementar nuestra competitividad a lo largo de la temporada.”

“Como primera carrera, el GP de Australia es muy exigente para los pilotos y las unidades de potencia. Es también impredecible y complicado por las características del circuito. Nuestra prioridad este fin de semana es extraer lo más posible de nuestra unidad de potencia manteniendo la fiabilidad.”

“No será un fin de semana fácil, pero a pesar de los problemas, nos encanta esta en Australia. Los fans son increíbles y siempre tenemos un fantástico apoyo. Esperamos poder mostrar nuestro aprecio por ellos con esfuerzo en la pista.”