Víctor Pérez ha reaccionado a la salida del proyecto de Surhayen Pernía, con el que podría haber tenido algún problema personal.

Llevamos unos días de confusión tras la confirmación de que Carlos del Barrio regresaba a la derecha de Surhayen Pernía, desplazando a Víctor Pérez fuera del proyecto. El copiloto canario se había enfrascado en un ambicioso proyecto, que no podía haber empezado de mejor manera, pero del que de buenas a primeras se ha visto fuera sin ningún tipo de comunicado por parte del piloto o de la marca Hyundai.

Pérez, que abandonó las Islas Canarias para centrarse en el Campeonato de España de Rallyes de Asfalto junto a Pernía, se ha visto fuera del proyecto del cántabro horas después del segundos puesto absoluto en el Rallye de Sierra Morena. La dupla de Hyundai ha conseguido un gran estreno para el i20 R5, pero esta semana conocíamos que el copiloto canario se desvinculaba por “motivos personales”. Los cuales ha desmentido en un comunicado.

El ya ex-copiloto de Surhayen Pernía ha agradecido al cántabro y su entorno la oportunidad que le han brindado, así como a sus antiguos acompañantes y equipos de los que ha formado parte. Estas han sido las palabras de Víctor Pérez:

“Agradezco a la familia de Pernía su trato e igualmente estaré eternamente agradecido a la familia Falcón [Emma], Alfonso Viera, Goyo Picar, Flavio Alonso, José Antonio Torres, así como amigos personales, amigos del motor, muchos copilotos y diferentes caras visibles de los medios de comunicación”.

Aunque la parte fuerte del comunicado del canario llega cuando habla de esos problemas que le han dejado fuera del proyecto de Pernía. Pérez desmiente las primeras informaciones que han surgido sobre esta noticia y admite que él no tiene ningún tipo de problema, ni de salud ni de tiempo, para seguir adelante junto al piloto de Hyundai España y Hyundai Canarias. Por lo que su salida del Nacional de Asfalto podría venir dado por algún tipo de contratiempo entre él y el piloto. Estas han sido sus declaraciones, donde admite que no entiende la decisión de cambiar de copiloto:

“[Los problemas] Para nada son míos. Ni tengo problemas de salud ni de tiempo para dedicarme en cuerpo y alma a este deporte como llevo haciéndolo 26 años. Él alude problemas deportivos dentro del coche, algo que respeto pero que no comparto hasta el extremo de romper una relación deportiva; el resultado está ahí y además con un coche aún en fase de adaptación”.

Aún con este contratiempo, Víctor Pérez se mantiene positivo y espera poder estar muy pronto de nuevo en activo. El canario cuenta con casi 3 décadas de experiencia en los rallyes y que ahora tanta gente esté pendiente de él, a raíz de este inesperado cambio, puede ser una ventaja para encontrarle un nuevo hueco en la competición. ¿Le veremos ocupando el sitio que deja Carlos del Barrio junto a Jose Luis Peláez?