La marca Volkswagen ha confirmado los trabajos en el nuevo Polo R5, destinado a carreras cliente, y ya tienen fecha para los primeros test: Septiembre de 2017.

La categoría R5 sigue su gran invasión a lo largo y ancho del mundo, copando cada vez las listas de inscritos en los rallyes nacionales, continentales o incluso a nivel mundial. Una batalla en la que Volkswagen quiere estar presente y lo hará muy pronto, puesto que en 2018 ya podríamos ver el nuevo VW Polo R5 luchar con los modelos de Skoda, Ford o Peugeot.

La marca alemana ha emitido un comunicado en el que confirma que el departamento de motorsport está muy vivo, a pesar de los recortes sufridos por el DieselGate y las millonarias multas. Este apartado de competición estará presente en el Mundial de Rallycross, donde Petter Solberg representará a los alemanes gracias a la filial de Suecia y un nuevo Polo RX (con muchas semejanzas con el Polo R WRC de 2016); en el Touring Cars con el equipo Leopard Racing y un renovado Golf GTI TCR que ya sabe lo que es ganar en esta categoría; y en la Fórmula 3 Europea, donde seguirán motorizando a los jóvenes pilotos que sueñan con seguir progresando hacia la Fórmula 1. Y aunque parezca que el apartado de los rallyes está desechado para ellos, en este 2017 Volkswagen se encuentra trabajando en un ambicioso proyecto.

El grupo de trabajadores que formaban el equipo el Volkswagen Motorsport WRT no ha cesado su actividad y durante los últimos meses ha estado trabajando en el desarrollo del nuevo Polo R5. Este nuevo modelo de la marca se espera que desembarque en la categoría WRC 2 en 2018 y, tal y como ha confirmado la marca, comenzará sus test en el mes de Septiembre de este mismo año. Aunque no nos debemos olvidar de que en Francia también se está cuajando un nuevo R5 de la mano de Citroën, basado en el C3 WRC y completando así la separación con DS Automóviles para sustituir el Citroën DS3 R5.

Un Polo que tendrá mucho en común con su hermano en Skoda, el exitoso Fabia R5. La relación entre ambas marcas, formando el Grupo VAG junto con otras seis marcas de automóviles, les permitirá compartir motor. En concreto un compacto 1.6 turbo capaz de generar hasta 280 CV y que, acompañado de la experiencia de Volkswagen en el Mundial, hará de este nuevo coche un digno rival para competir entre los R5 ya existentes. Y es que ya sonaron rumores hace unas semanas sobre la posibilidad de que Volswagen estuviera probando piezas del nuevo Polo en el Skoda, cuando la marca checa acudió a Portugal para preparar el Rally de México y puso al volante a Marcus Grönholm (piloto probador de VW).

Y eso no es todo, porque en este mismo comunicado han hablado sobre la posibilidad de volver a ver al Volkswagen Polo R WRC de 2016 en competición. La marca continúa trabajando para que algún equipo privado pueda seguir competiendo con el exitoso modelo, que fue capaz de dominar el Campeonato del Mundo de Rallyes y sumar la cuarta corona de Volkswagen y de Sebastien Ogier. Nuevas metas para los alemanes después de que la FIA y los cuatro equipos del Mundial vetaran la llegada del Polo R WRC con una homologación especial.