El Grupo Volkswagen vuelve a coquetear con la Fórmula 1 y Audi estará presente en la próxima reunión de fabricantes de la FIA. Aunque ya descartan la entrada en la competición.

Juntar en la misma frase al Grupo Volkswagen y a la Fórmula 1 siempre es motivo de rumores sobre la posible llegada del conglomerado alemán en la categoría reina. Rumores que próximamente volverán a estar en el punto de mira tras la confirmación de que Audi, fabricante de alta gama del grupo, estará presente en la próxima reunión de la FIA con los fabricantes de la categoría mediante su director deportivo.

Esta reunión, que tendrá lugar este viernes 31 de marzo en París, reunirá a los cuatro fabricantes presentes en la actual parrilla de la Fórmula 1, a Dieter Gass en representación de Audi, un fabricante privado y otro japonés, del que no se ha revelado la identidad. El objetivo no será otro que determinar que camino tomará la competición a partir de 2021, momento en el que terminará el Pacto de la Concordia y tendremos un nuevo cambio de reglamento. Así lo ha explicado Toto Wolff, que estará presente dando voz a Mercedes a pesar de que la continuidad de la marca de la estrella parece que no pasará de 2019:

“No sólo estarán los fabricantes que actualmente participan en Fórmula 1. El objetivo de la reunión es tener una opinión de los fabricantes sobre cómo deben ser los motores del futuro, tenemos que desarrollar un producto emocionante. Si nos fijamos en una futura generación de motores, creo que en el pasado no hubo suficiente énfasis en el sonido. Así que si podemos combinar un tecnología genial y asequible con mucho caballos y un buen sonido, eso realmente marcaría la diferencia”.

Audi, tal y como se podría pensar, no tiene intención de sumar sus propulsores o una estructura deportiva a la categoría, puesto que en estos momentos se está centrando en la Fórmula E. Pero la marca de los cuatro aros es uno de los grandes fabricantes europeos y la FIA quieren contar con el mayor número de voces posibles para tomar la mejor decisión. Aunque si algo marcará esta reunión será la búsqueda de abaratar los costes, tal y como ha afirmado Jean Todt. El director de la FIA tiene claro que los aficionados querrían un retorno de los V12 o V10 y dejar de lado esta electrificación que dio comienzo en 2014, pero también entiende que la competición tiene que evolucionar un paso por delante de la industria del automóvil:

“Soy consciente de que éste es un tema sensible. La Fórmula 1 es la bandera de la industria del deporte de motor, y debe estar en línea con los desarrollos tecnológicos de la industria. Por el otro lado, debe haber un balance para mantenerlo sostenible. Las máquinas de hoy son demasiado sofisticadas”.