Ferrari ya explora nuevas opciones de competición y pone sus ojos sobre la Fórmula E, donde el CEO de la compañía ve un gran futuro para la Scuderia.

 

Las marcas y la competición han sido siempre motivos de rumores y habladurías, y el ejemplo más claro lo hemos visto hace sólo unos días con la presencia de Audi en la reunión de fabricantes de la FIA. Pero con la llegada de la Fórmula E siempre se ha mirado hacia la Fórmula 1 y la posibilidad de que los equipos se vayan pasando a la competición ecológica, como hará Mercedes en 2018 y como podría hacer Ferrari durante los próximos años.

Desde la marca italiana ya valoran la entrada en esta competición 100% eléctrica, pudiendo aprovechar la experiencia en dicha competición para mejorar sus productos de calle. No debemos olvidar que todas las marcas están optando por modelo híbridos o eléctricos, y hasta el Grupo FIAT se ha sumado recientemente con el lanzamiento del FIAT 500e. Además en 2016 Ferrari sumó por primera vez la tecnología híbrida a sus modelos con una edición limitada del modelo LaFerrari. Es por ello que Sergio Marchionne, CEO de Ferrari, ha hablado e una posible entrada de los del Cavallino Rampante en la Fórmula E:

“’Necesitamos estar involucrados en Fórmula E porque la ‘electrificación’ mediante híbridos va a ser parte de nuestro futuro. La ‘hibridación’ es crucial para Ferrari. Es obvio que el reglamento nos mete presión, pero podríamos lograr esos objetivos de otras maneras”.

“El desafío es obtener beneficios de lo híbrido, no sólo en términos de reducir las emisiones, sino también en rendimiento. Ya hemos desarrollado un superdeportivo híbrido, LaFerrari, y en los futuros modelos de Ferrari aprovecharemos las nuevas tecnologías y la ‘electrificación'”.

En estos momentos la categoría cuenta con 10 equipos inscritos, 5 de ellos con vinculación a marcas de automóviles, y aún habría que sumar la llegada de Mercedes en 2018. Esta situación hace muy difícil que Ferrari pueda entrar en las próximas dos o tres temporadas, por lo que tendríamos que esperar hasta 2020 para ver a los italianos con un equipo de fábrica. Aunque otra opción sería que se vincularan con un equipo privado ya inscrito, tal y como ha hecho DS Automóviles al vincularse con Virgen Racing o la marca Jaguar, que ha sido la última en llegar.

Lo que está claro es que la electricidad está ganando terreno a la Fórmula 1, no de cara a los aficionados pero si que se está convirtiendo en el mejor banco de pruebas para que las marcas desarrollen nuevas tecnologías. Y es que si nos fijamos en el mercado, al margen de Tesla, el Grupo Nissan-Renault es uno de los mejores fabricantes de coches eléctricos, y no es una casualidad que Renault apostara por esta categoría desde su primera temporada; o el crecimiento que están teniendo los modelos híbridos y eléctricos en el Grupo VAG, pudiendo exprimir al máximo sus innovaciones a través del equipo ABT SchaeflerAudi Sport en la Fórmula E. Mercedes ya tiene un acuerdo firmado y Ferrari podría ser el siguiente en inscribir su nombre en esta categoría.