Mads Ostberg y el equipo OneBet Jipocar han vuelto a la actividad con dos jornadas de test en tierras portuguesas, de cara a los rallyes de Argentina y Portugal.

 

Hacía mucho que no veíamos al Ford Fiesta RS WRC ’17 del equipo OneBet Jipocar en acción, pero la semana ha empezado con mucha actividad para la formación y para Mads Ostberg. El noruego ha realizado dos jornadas de pruebas en Portugal, donde ha podido probar el coche sobre la tierra por primera vez.

Después de los test en Suecia, participar en la segunda prueba del Mundial de Rallyes y realizar algunas jornadas de pruebas en suelo noruego, parecía que Mads Ostberg y su equipo se habían desvanecido. Se esperaba que el noruego regresara a la actividad en el Tour de Corse, pero la falta de pruebas sobre asfalto provocaron que el equipo diera un paso atrás y cancelara su inscripción en la prueba francesa. Pero en el día de ayer por fin le pudimos ver con el Fiesta WRC ’17 rodando en suelo portugués.

El equipo se ha desplazado hasta Fafe para poner el coche a punto de cara a las pruebas de Argentina y Portugal, dos rallyes que darán continuidad a su programa en 2017 y que nos permitirán ver cual es su rendimiento sobre la tierra. Ostberg ha rodado realmente rápido, dejando espectaculares imágenes como la que ilustra esta noticia con la parte delantera en el aire, aunque el trabajo del equipo ha estado centrado en el ajuste de las suspensiones y el diferencial central. No debemos olvidar que Jipocar aún no había podido probar el coche en otra superficie que no fuera la nieve. Aquí podemos verlo en acción:

Quien no ha podido estar presente en estas pruebas es Martin Prokop. El otro piloto del equipo, y líder de la escuadra Jipocar, se encuentra desde el pasado fin de semana en Abu Dhabi disputando el Desert Challenge con la Ford Ranger. Prokop, que presentó la decoración de su Fiesta RS WRC ’17 el domingo, continúa sin un programa para la temporada en el Mundial de Rallyes y parece que está centrando todos sus esfuerzos en los raids para llegar bien preparado al Rally Dakar de 2018.