El equipo Haas F1 Team salda este viernes marcado por la lluvia en China menos de 15 vueltas entre Grosjean y Magnussen, pero son positivos.

La lluvia, el frío y la niebla nos han dejado una atípica jornada de viernes en el Gran Premio de China, impidiendo que se celebren los Libres 2 y con apenas 20 minutos de sesión en Libres 1. Tiempo en el que el equipo Haas F1 Team ha podido salir a pista y realizar las primeras comprobaciones del nuevo monoplaza en agua, bajo una lluvia de verdad y no en una situación de test como en Barcelona.

Aunque los tiempos no son significativos, ambos pilotos han terminado la sesión entre los 10 primeros, siendo Grosjean quinto y Magnussen décimo. El francés ha podido completar seis giros y su mejor vuelta le ha dejado a más de 2,5 segundos del mejor tiempo, mientras que Magnussen ha dado dos vueltas más que su compañero de equipo y su crono ha sido de 1:55.104.

Romain Grosjean:

“No fue una gran tarde para nadie, ni para nosotros, ni para los aficionados o para los telespectadores, para cualquiera que se haya despertado en Europa. Logramos hacer pocas vueltas por la mañana, que es mejor que nada y tengo algunas ideas del trabajo que necesitamos hacer y la dirección que debemos seguir. Planeábamos intentar eso en los Libres 2 pero, obviamente, no pasó nada. Va a ser una mañana de sábado muy ocupada y vamos a pensar cómo será la carrera. El coche no fue demasiado mal, así que estoy bastante animado por eso. Vamos a ver cómo se desarrollan las cosas a lo largo del fin de semana”.

Kevin Magnussen:

“No hemos aprendido nada nuevo hoy, así que esperamos poder pilotar mañana. Las previsiones son mejores, pero vamos a ver. Quiero pilotar, quiero rodar en pista, pero todo lo que ha ocurrido hoy estaba fuera de nuestro control, qué le vamos a hacer”.

Guenther Steiner, jefe del equipo:

“No se pudo aprender mucho de la jornada de hoy. ¿Qué podemos hacer al respecto? Conocemos nuestros coches y eso es lo que debemos hacer. Ya es mala suerte que no se pudiese rodar casi en la jornada de hoy, pero también se entiende por qué. Todos nos tomamos en serio la seguridad y si el helicóptero médico no puede volar por las condiciones, pues no vuela. Es sencillo. Mañana se espera que el día sea mucho mejor a nivel de meteorología y quizá eso permita que disputemos la sesión de libres que resta y la clasificación, que serán mucho más importantes que de costumbre para la carrera”.