Cristian García se ha metido al público en el bolsillo tras su actuación en el III Rally Circuito de Navarra, su primera prueba en tierra y con un podio.

Se nos van terminando los adjetivos para describir a Cristian García y Rebeca Liso, una pareja que este fin de semana ha terminado de maravillar a los aficionados españoles en un terreno desconocido para ellos. El piloto maño, vigente Campeón de España de Asfalto, se ha enfrentado a la tierra en Navarra con un debut de ensueño, liderando la prueba por momentos y terminando en el podio. ¿Dónde están los límites de este chico?

Cristian García es el claro ejemplo de que ir quemando etapas en el mundo del rallye funciona y poco queda ya de ese piloto que hace siete años se enfrentaba a los tramos aragoneses con un pequeño Citroën Saxo VTS. Tres temporadas de aprendizaje en los que combinó el Citroën con un Seat León Cupra, empapándose de los rallyes para posteriormente dar el salto al Campeonato de España de Rallyes de Asfalto dentro de la Copa Suzuki Swift. Poco a poco ha ido creciendo con sus monturas, pasando de esos primeros coches que rondaban los 100 CV a los más de 130 de Swift, los casi 200 del Fiesta R2 de la Beka RMC y rondando la barrera de los 300 CV con el Mitsubishi Evo X y el Ford Fiesta R5. Creciendo y ganando, porque aunque la monomarca de Suzuki se le escapó en 2013, fue campeón de la Beka RMC con el Fiesta en 2014 y de la Evo Cup en 2015, paso definitivo para que Mitsubishi España y Roberto Méndez le eligieran para liderar el equipo un año después.

En 2016 arrasó en el Nacional de Asfalto, un título valorado por la mayoría de los aficionados pero que tuvo su sector más reacio con las prestaciones del Mitsubishi Evo X de RMC Motorsport. Un título que no fue suficiente para la marca japonesa y para Repsol, que decidieron retirar su apoyo y dejaron al piloto sin programa a falta de un mes para el inicio de la temporada. Aún así no tiró la toalla, ni tampoco Roberto Méndez, surgiendo la salvación dese tierras asturianas con Daniel Alonso y el Ford Fiesta R5. Nuevo coche, casi sin tiempo para adaptarse y todas las miradas puestas sobre él: ¿será tan bueno en las mismas condiciones que el resto?

La pareja de Tarazona no se amedrentó y en Sierra Morena dio una auténtica lección de rapidez y adaptación. En sólo un par de tramos ya comprendía como funcionaba el Fiesta R5 y como gestionar la potencia y frenos, algo que pilotos de la talla de Iván Ares o Manuel Mora no lograron ni disputando varias pruebas la pasada temporada. El resultado en Córdoba es conocido por todos, debut y victoria, acallando las críticas surgidas en 2016 por competir con el Evo X y demostrando que es el más rápido. Todo esto sin desprestigiar el trabajo de los dos pilotos de Hyundai, que se enfrentaban a un coche que apenas ha disputado 4 pruebas con el equipo oficial.

Pero en la carrera de Cristian García había algo pendiente, quedaba por probar la tierra. Los planes iniciales, con Mitsubishi, pasaban por un programa mixto y un Mirage R4 en el CERT, pero la caída de la marca oficial tiró por tierra el proyecto y el zaragozano se centró en el asfalto. Pero de nuevo Daniel Alonso, dueño de Past-Racing y MMR Bikes, ha salido en defensa del piloto para permitirle demostrar que tal se maneja sobre esta superficie. ¡Y vaya si la comprende! Tres scratch, liderato tras durante buena parte de la prueba y la tercera posición en la general, lo que ha hecho Cristian García este fin de semana en el III Rally Circuito de Navarra no tiene desperdicio. Un rendimiento que plasmamos en el siguiente gráfico, donde podemos ver como no dio opciones al 208 Maxi Rally de Cohete Suárez y como se mantuvo cerca del Citroën R5 de Alex Villanueva:

*Sin contar la penalización de un minuto al final

Por el momento ni el piloto, ni RMC Motorsport y Daniel Alonso, su principal apoyo económico, han dado más detalles sobre su continuidad en la tierra. Y no debemos olvidar que su año en el Nacional de Asfalto podría no completarse, puesto que el equipo tan sólo tenía el prepuesto para realizar media temporada a la espera de que nuevas marcas se sumaran al proyecto. Pero a base de resultados Cristian García está demostrando que apostar por él es sinónimo de podios y victorias.

El maño se suma así a grandes talentos españoles de corta edad, como Pepe Lopéz, Cohete Suárez o Nil Solans. De estos cuatro pilotos, García es el único que aún no ha cruzado las fronteras en busca de nuevos retos, pero si su rendimiento sigue siendo tan espectacular, y los patrocinadores se involucran en su carrera, no sería raro verlo explorar nuevas opciones como el Campeonato Europeo o alguna prueba dentro de las categorías inferiores del Mundial de Rallyes. Tiembla Dani Sordo, ¡la cantera pide pista!