El equipo campeón del mundo llega líder a la tercera cita del calendario, pero tiene a Ferrari pisándole los talones, por lo que ambos pilotos deberán conseguir un buen resultado si Mercedes quiere llegar a Europa en la primera posición.

Así llegan los pilotos a Bahréin

Lewis Hamilton:¬†el ingl√©s consigui√≥ ganar la segunda carrera del a√Īo en Shangh√°i sin demasiados problemas. Se benefici√≥ de la aparici√≥n del Safety Car para mantener un liderato que hubiese cuestionado Sebastian Vettel, con diferente estrategia. A partir de ese momento solo tuvo que ir controlando la distancia con sus rivales. El triunfo le dio 25 puntos, que sumados a los 18 de Australia, le hacen igualar a Sebastian Vettel en la primera plaza del Mundial.

Valtteri Bottas: si en Australia demostró un buen nivel en la segunda mitad de carrera, en China cometió un error importante que le privó del podio e hizo que algunos se empiecen a cuestionar si Mercedes hizo bien fichándole. El finés llega a Bahréin bajo máxima presión y casi en la obligación de conseguir un resultado sobresaliente para acallar las críticas. Es cuarto en el campeonato, con 23 puntos, 2 menos que Max Verstappen y 1 más que Kimi Räikkönen.

Así llega Mercedes a Bahréin

Los de Brackley consiguieron en China su primera victoria en esta nueva F√≥rmula 1, pero necesitaron de algo de suerte para lograrlo. Erraron en la estrategia y Vettel les ten√≠a contra las cuerdas. El Safety Car provocado por el accidente de Antonio Giovinazzi les salv√≥ y Hamilton pudo conservar la primera plaza. En cambio, Bottas cometi√≥ un grave error cuando a√ļn estaba el coche de seguridad en pista, lo que cost√≥ a Mercedes unos puntos muy valiosos en su lucha con Ferrari. La diferencia entre ambas escuder√≠as es de solo 1 punto (a favor de Mercedes), as√≠ que si quieren llegar l√≠deres a Europa tendr√°n que hacerlo muy bien aqu√≠.

Expectativas del Gran Premio

Declaraciones extraídas de (traducción propia)

Toto Wolff, jefe de Mercedes-Benz Motorsport

“China fue una gran manera de golpear de nuevo en la batalla con Ferrari. Estamos muy cerca en ritmo y espero que sea una batalla de ping-pong a lo largo de la temporada, dependiendo de la pista. Eso es emocionante para todos.

Lo que tenemos en 2017 es la situación perfecta para los aficionados y también para nosotros como equipo. A todos nos gustan las carreras y estamos muy emocionados por esta pelea.

Llevamos dos carreras y ahora es un mano a mano entre Mercedes y Ferrari. Y después de competir en circuitos muy diferentes, en condiciones muy diferentes, está claro que estamos muy cerca y que la diferencia será muy estrecha.

Nuestra ventaja de un punto en el campeonato de constructores es cualquier cosa menos un margen c√≥modo. Tenemos que (y vamos a) seguir trabajando con todo lo que tenemos para desarrollar nuestro coche, corregir nuestros errores y seguir mejorando. Nuestra mentalidad es la de¬†los oprimidos, no de los campeones. Y la lucha acaba de comenzar…”