Andreas Mikkelsen continúa sus negociaciones para regresar al Mundial de Rallyes y probará el Hyundai i20 Coupé WRC esta misma semana.

Andreas Mikkelsen no pierde la esperanza de volver a la máxima categoría en el Campeonato del Mundo de Rallyes y hoy el medio Autosport informa de las negociaciones que mantiene con el equipo Hyundai Motorsport. Unas conversaciones que se materializarán este viernes con una jornada de test junto a Thierry Neuville, donde preparará las dos próximas citas de Argentina y Portugal.

Tras admitir conversaciones con el equipo Toyota, donde incluso se puso sobre la mesa la posibilidad de sustituir a un Joho Hänninen que no está rindiendo al nivel esperado, el entorno del noruego ha enfocado sus esfuerzos en Citroën y Hyundai. Autosport confirma que este viernes Mikkelsen estará presente en los test previos del equipo al Rally de Argentina, jornada en la que Thierry Neuville se subirá al i20 Coupé WRC. Una primera toma de contacto con el modelo coreano que podría tener su continuidad en el Rally de Portugal, donde se baraja la posibilidad de que el ex-piloto de Volkswagen ocupe una cuarta unidad del equipo. Estas son las declaraciones que recoge la web de una fuente cercana a Mikkelsen, donde ya se deja ver la posibilidad de verlo como compañero de Sordo, Paddon y Neuville en 2018:

“Parece que este es el comienzo de Hyundai llevando su compromiso WRC al siguiente nivel. Un equipo de cuatro coches para el próximo año con esos tipos sería todo, pero inmejorable”.

Noticia que llega por sorpresa y que se suma a la noticia de que Esapekka Lappi en Portugal, con la tercera unidad de Toyota. Por el momento Mikkelsen volverá a subirse a un coche de la categoría absoluta este viernes, recordamos que la última jornada de test para él con un coche similar fue el año pasado con Volkswagen, y de confirmarse que disputará el Rally de Portugal rechazará el título en WRC 2, que tiene la prueba lusa como una parada obligatoria para todos los pilotos.