La Federación Española de Automovilismo quiere nuevos talentos y para ello el equipo Manuel Aviñó ha sacado una nueva beca la representar a España en el ERC en 2018.

La nueva directiva de la Real Federación Española de Automovilismo ha llegado con nuevas ideas y con la necesidad de sacar nuevos talentos de la cantera. Es por ello que hace unos meses anunciaron la creación de la Beca Junior R2 (#BkR2) de la que hoy conocemos más detalles gracias a la publicación del reglamento.

¿Para quién y por cuánto?

Esta iniciativa está basada en los jóvenes y es por ello que la RFEdA ha limitado la participación a pilotos de nacionalidad española y que sean menores de 27 años a día 1 de enero de 2018. Además del requisito de edad, los planes del estamento pasan por enviar a un piloto a la categoría Junior del ERC, lo que implica que éste tenga que contar con una montura R2. Ford, Peugeot, Opel… la federación no impone la utilización de ninguna marca y aceptará a todos los modelos que cuenta con una homologación R2 de la Federación Internacional de Automovilismo. Aunque si que ha restringido las marcas de neumáticos a emplear, escogiendo a Michelin, Pirelli y Hankook. Y no sólo la marca, sólo podrán utilizar 8 neumáticos por prueba y tendrá que ser comprados a uno de los tres suministrados que la Federación ha autorizado:

  • Michelín: Neumáticos Álvarez (Madrid)
  • Pirelli: RVR (Tarragona)
  • Hankook: RallyCar (A Coruña)

La inscripción se realizará mediante un formulario proporcionado por la Federación, al cual podéis acceder pinchando aquí, y tendrá que ser enviado a la secretaría del Departamento Deportivo de la RFEdeA (Paloma Izquierdo: impaloma@rfeda.es) antes del día 22 de mayo, si se va a participar desde la primera cita, o antes del día 28 de agosto si se va a comenzar desde la segunda prueba. Además tendrá un coste de 1.200 euros, que se devolverán en su integridad a aquellos pilotos que participen en, al menos, todas menos una de las pruebas que figuran en el calendario.

¿Cuántas pruebas y cómo se reparten los puntos?

La RFEdA ha fijado un calendario de seis pruebas, la mitad del Nacional de Asfalto y la mitad del Nacional de Tierra. La cita inaugural será en Galicia el día 27 de mayo, en el Terra da Auga, y se continuará en la tierra en el mes de septiembre con la prueba de Cervera. La tercera prueba, y la primera sobre asfalto, será el Rallye Villa de Llanes el último fin de semana de septiembre, para pasar a cerrar la parte de tierra a mediados de octubre en el Rallye Norte de Extremadura. La Nucía, a principios de noviembre, y el Rallye Comunidad de Madrid, el último fin de semana de noviembre, cerrarán el calendario.

En lo que respecta a la atribución de puntos, se ha buscado un sistema que permita mantener la emoción por el título hasta la última cita del certamen y, para ello, el vencedor en cada cita puntuable obtendrá 20 puntos, 18 para el segundo, 16 para el tercero, 14 para el cuarto, 12 para el quinto y 10 para el sexto, bajando de punto en punto para los siguientes clasificados, hasta el decimoquinto, que se adjudica, por tanto, un punto. Además, se quiere premiar la rapidez de los pilotos otorgando un punto extra al vencedor de cada una de las especiales que componen cada rallye puntuable. Para la clasificación final de la Beca Junior R2 se computarán los cinco mejores resultados obtenidos por los pilotos en las seis pruebas del calendario.

¿Cuáles son los premios?

El premio final consistirá en un programa internacional de al menos cuatro pruebas dentro de la categoría U27 del FIA European Rally Championship de la temporada 2018, incluyendo todos los gastos relacionados con dicha participación, como las licencias de los dos miembros del equipo, el alquiler de un vehículo (a concretar por la RFEdA), responsable técnico/logística, servicio de asistencia, gasolina, neumáticos, inscripciones, rotulación, indumentaria del equipo… Eso sí, habrá aspectos que esta beca no incluye como son los viajes del piloto y el copiloto, los gastos de alojamiento y manutención y el reconocimiento de los tramos (el alquiler de un coche de calle). Y la Federación reservará dos espacios en el vehículo y la indumentaria de piloto y copiloto para sus patrocinadores, siempre que estos no entren en competencia directa con los avales del programa BkR2.

En lo que si que han dado libertad a los pilotos es en la divulgación de las imágenes personales, del vehículo y de los resultados obtenidos, además de autorizar expresamente la cesión a terceros. Aunque si que tendrá que cumplir con la publicidad exigida por los organizadores en las siguientes zonas del coche:

  • Parasol delantero: 10 cm de alto.
  • Portón trasero: situado en la parte superior del cristal trasero.
  • Defensa delantera.
  • Defensa trasera.

En definitiva, estas son las líneas maestras de la “Beca Junior R2”, que está levantando mucha expectación para un buen número de pilotos jóvenes que ven en esta convocatoria promovida por la RFEDA una excelente oportunidad para dar el salto al panorama internacional de rallyes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te pueden interesar