El piloto Sergio Vallejo ha estado presente en Portugal realizando los test previos al Rallyes Islas Canarias, próxima cita del Nacional de Asfalto.

Seguimos hablando de jornadas de pruebas y en esta ocasión es el turno para la pareja lucense formada por Sergio y Diego Vallejo. Los Lobos de Meira han estado presentes en Portugal realizando la única jornada de pruebas antes del Rallyes Islas Canarias de la próxima semana, que también será puntuable para el Campeonato Europeo.

Los hermanos Vallejo han vuelto a subirse al Citroën DS3 R5 de Sports&You en el país vecino para poner a punto la máquina para el próximo reto, las dos pruebas fuera de la península esta temporada, y donde intentarán mejorar el resultado obtenido en el Sierra Morena del pasado mes. Una jornada de test en la que también hemos podido ver ligeros cambios en la decoración de su coche con respecto a la prueba anterior. La dupla gallega no lució su mejor cara en Córdoba y ahora llegan a las Canarias con una gran rivalidad en frente, marcada por las más de 20 unidades R5 que estarán presentes en Gran Canaria y los numerosos pilotos locales que se han apuntado a la prueba. En este pequeño vídeo les podemos ver en acción por las carreteras lusas:

Don’t stop the party! @vallejoracing @sergiovallejof

Una publicación compartida de Diego Vallejo Folgueira (@diegovallejocopi) el

La edición de este año supondrá el reencuentro de Sergio Vallejo con el Islas Canarias, en el que no estuvo presente en la pasada edición debido a que aún no tenía un programa para el Campeonato de España de Rallyes, y en el que intentará resarcirse de los percances sufridos en su última visita a la isla. El Lobo de Meira aún tiene en su recuerdo el incidente de 2015 con el Porsche 997, del que tardó en recuperarse e hizo mucho daño al presupuesto de toda la temporada.

Pero las cosas han cambiado y ahora Vallejo cuenta con un modelo R5, una nueva unidad para esta temporada, y las energías renovadas tras el año de adaptación en 2016. En su contra, además de la gran competencia, se encuentra que su modelo no es de los más rápidos y Citroën aún arrastra los problemas del kit Evo que presentó a mediados del pasado año. ¿Volverá a subirse a lo más alto del podio 8 años después o los más jóvenes volverán a marcar la diferencia?