Kimi Raikkonen se ha hecho con el mejor tiempo por tan sólo una décima de diferencia con los pilotos del equipo Mercedes, máxima igualdad en estos Libres 1. McLaren-Honda y Renault continúan con sus problemas de motor.

 

El Gran Premio de Rusia ha dado comienzo con una primera sesión de entrenamientos libres marcada por las condiciones de la pista, que contaba con un pésimo agarre ante la falta del paso de otras categorías por este trazado de Sochi. Aún así Mercedes y Ferrari nos han dejado una batalla a la décima, que finalmente se ha decantado en favor de los italianos gracias Kimi Raikkonen.

El piloto finlandés ha terminado con el mejor crono con una diferencia de menos de un décima con el W08 de Valtteri Bottas y aventajando a Hamilton en algo más de medio segundo. Por su parte, Sebastien Vettel no pudo mantener el ritmo de su compañero de equipo y se vio envuelto en muchos problemas con al agarre de su Ferrari, siendo protagonista en más de una pasada de frenada y algún que otro trompo, terminando con el quinto mejor tiempo. Y en lo que se refiere a Red Bull, ambos pilotos han completado 19 giros y Max Verstappen se ha colado en entre Hamilton y Vettel, marcando un crono que le ha distanciado de su compañero de equipo en una décima. Cómo decíamos al principio, muy apretados los tiempos en las primeras posiciones.

En McLaren-Honda los problemas han regresado y parece que lo que vimos en los test de Bahrein era sólo un espejismo. Fernando Alonso no ha podido entrar dentro de los diez primeros, logrando el décimo tercer puesto al caer la bandera de cuadros, y Stoffel Vandoorne ha tenido una sesión más o menos tranquila hasta que en los últimos minutos su motor Honda volvía a fallar y lo mandaba de vuelta al box. Aunque si hablamos de problemas con al unidad de potencia el premio se lo lleva Renault, que en el debut de Sergey Sirotkin con el R.S. 17 el V6 Turbo ha dicho basta cuando el piloto se disponía a entrar en la pista.

Force India y Williams parecen los favoritos para acompañar a los cuatro grandes en la Q3 y Toro Rosso se mantiene en un escalón inermedio entre los dos equipos propulsados por Mercedes y McLaren. Carlos Sainz ha temrinado por detrás de Alonso, pero Daniil Kvyat si que ha tirado de orgullo ruso para meter el SRT12 en la undécima posición.