Fernando Alonso se estrenará con el IndyCar durante 8 horas de test y desde el día 15 contará con diferentes jornadas de entrenamientos hasta la carrera del día 28 de Mayo.

Fernando Alonso inicia hoy uno de los proyectos más ilusionantes de los últimos años en su carrera, una nueva trayectoria en busca de la Triple Corona que comenzará con ocho horas de test con el equipo McLaren-Honda Andretti y que terminará el último domingo de mayo con la carrera de las 500 Millas en el óvalo de Indianápolis. Esta es la agenda del piloto asturiano para las próximas semanas:

Primeros test con Andretti

Fernando Alonso tendrá su primera toma de contacto con el Dallara DW12 del equipo Andretti durante el día de hoy. En concreto serán ocho horas de pruebas en el Circuito de Indianápolis que darán comienzo a las nueve de la mañana y pondrá punto y final a las cinco de la tarde, de 15:00h a 23:00h en horario peninsular. Aquí ya contará con el asiento definitivo que el equipo le ha preparado durante esta semana, tras hacerle el molde cuando el asturiano acudió a la última cita del calendario: el Gran Premio de Phoénix.

Entrenamientos libres en Indianápolis

Desde el lunes 15 hasta el viernes 19, Fernando Alonso tomará parte de los entrenamientos oficiales de la mítica prueba. Los pilotos podrán probar durante 6 horas al día, restricciones de tiempo salvo por banderas rojas. Estas pruebas les permitirán comprobar el funcionamiento de los monoplazas en diferentes condiciones climáticas, especialmente en el viento.

El asturiano también participará en los Rookie Orientation Test (ROT), una especie de escuela en la que enseñan como rodar y pondrán a prueba el ritmo de los novatos. En estas pruebas tendrán que demostrar que tiene el ritmo necesario para participar en la carrera, al estilo del 107% en la Fórmula 1.

Sorteo y clasificación

En la tarde del viernes 19, al terminar la sesión de entrenamientos, se realizará el sorteo para la clasificación, ya que se realiza de uno en uno. Este sorteo será de vital importancia y aquí el azar jugará un papel muy importante dadas las condiciones cambiantes .

El sábado 20 se realizará la clasificación durante 6 horas, teniendo cada piloto un total de 4 vueltas para demostrar su rendimiento. En la Indy lo importante no es lograr la vuelta perfecta, sino mantener un buen nivel durante los cuatro giros ya que se tomará el tiempo medio del total de los giros. De esta forma se repartirán las nueve primeras posiciones entre los más rápidos; mientras que el resto de participantes tendrán una segunda clasificación el domingo 21. Además el segundo día de clasificación tendrán seis horas más de entrenamientos libres.

Últimos entrenamientos

El viernes 26 se realizará la última hora de pruebas en el óvalo de Indianápolis, momento para realizar los últimos ajustes en los monoplazas de cara a la carrera del domingo. Además se realizarán las Indy Lights, una categoría menor en la que compiten 15 pilotos con chasis de Dallara, motor Mazda y neumáticos Firestone durante 40 vueltas.

La carrera

El domingo 28 tendrá lugar el gran acontecimiento, los 33 pilotos de la IndyCar tomarán la salida de la prueba de automovilismo por excelencia en los Estados Unidos. Fernando Alonso tendrá que completar un total de 200 vueltas a los más de 4 kilómetros del mítico óvalo de Indianápolis. La salida será lanzada y los pilotos se colocarán en líneas de tres, por lo que será de vital importancia salir desde delante ante la amenaza de un accidente que pueda comprometer la carrera.

Las claves para un novato

Fernando Alonso no es nuevo en el mundo del automovilismo y por todo el mundo es conocido el potencial del piloto para hacer correr cualquier tipo de vehículo. Pero la IndyCar es algo diferente y aquí los rebufos juegan un papel fundamental, algo a lo que no está acostumbrado. Un factor que tiene una dificultad añadida con la gestión del tráfico, ya que los doblados no se apartan y tendrán que estar tirando al máximo durante toda la carrera.7

Además hay que tener en cuenta que los neumáticos Firestone no tiene el mismo agarre y desgaste que los Pirelli o los Michelín de principios de los 2000, los monoplazas cuenta con un motor 2.2 de Honda bi-turbo al que no está acostumbrado y el óvalo tiene varias alturas que varían el comportamiento del coche y la forma de pilotar. Y a esto habrá que añadir los constantes cambios a los que se tendrá que enfrentar, ya que hace unos días ha disputado el Gran Premio de Rusia y desde el 12 al 14 de mayo la Fórmula 1 visitará el Circuito de Barcelona-Cataluña.