Fernando Alonso ha completado sus primeros kilómetros a los mandos de un monoplaza de la IndyCar y ha demostrado tener el ritmo necesario para participar en las 500 Millas de Indianápolis.

El automovilismo ha vivido una auténtica fiesta en la tarde de hoy con los primeros test de Fernando Alonso con el equipo McLaren-Honda Andretti. El asturiano no sólo ha podido rodar, sino que ha completado con éxito el Rookie Orientation Programm que le abre la puerta a las 500 Millas de Indianápolis de finales de mes.

A las cinco menos cinco minutos de la tarde, horario peninsular, Fernando Alonso tomaba el testigo de Mario Andretti y se ponía a los mandos del Dallara DW12 para realizar sus primeros kilómetros con este monoplaza. El bicampeón del mundo se ha adaptado bien al coche y poco tiempo ha necesitado, menos de 15 minutos, para completar la primera fase del ROP: rodar durante 10 vueltas a un ritmo medio de entre 205 y 210 mph (330-338 km/h).

Por ello ha dado paso, tras una ligera parada en boxes, a la segunda fase: completar 15 vueltas con un ritmo medio de entre 210 y 215 mph (338-346 km/h). Un registro que ha completado en tan sólo veinte minutos, lo que ha dejado sólo por delante la tercera fase: Rodar durante 15 vueltas por encima de 215 mph. Y, de nuevo, Fernando Alonso ha logrado la media necesaria en apenas uno minutos, rodando en puntas que han superado los 353 km/h (219,5 mph). Es decir que en una hora, desde las 16:55h hasta las 17:55h (horario peninsular), el piloto asturiano ha conseguido el objetivo marcado por las IndyCar Series para convertirse en piloto de la categoría.

El equipo no ha podido tomarse ni un minuto de respiro ya que la lluvia ha amenazado con cancelar esta jornada de test, que finalmente si que se ha podido completar con √©xito. Ahora Fernando Alonso se tomar√° unos d√≠as de par√≥n en la IndyCar para centrarse en el Gran Premio de Espa√Īa de F√≥rmula 1, que se celebrar√° la pr√≥xima semana. Volveremos a verle con el McLaren-Honda Andretti el d√≠a 15 de mayo.