Andreas Mikkelsen se encuentra negociando con Hyundai Motorsport para pilotar el cuarto i20 Coupé WRC que la marca tendrá en el Mundial de Rallyes de 2018.

Cada paso de Andreas Mikkelsen se convierte en un auténtico aluvión de comentarios en las redes sociales y en cualquier tertulia de aficionados al mundo de los rallyes, y su última jornada de test aún está dando que hablar. El noruego ya sabe lo que es pilotar un Hyundai i20 Copupé WRC y su mánager ya se encuentra negociando con la marca para poder otorgarle la cuarta unidad que introducirán en el Mundial de Rallyes de 2018.

Tras quedarse sin un asiento en el WRC, debido a la salida de Volkswagen Motorsport, la carrera de Andreas Mikkelsen ha sido una auténtica montaña rusa. Comenzó el año desmotando que seguía a un gran nivel dominando la categoría WRC2 con el equipo Skoda, lo que le dio alas para seguir negociando con Volkswagen para intentar homologar el nuevo Polo WRC, algo que finalmente no fue posible ya que la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) vetó este paso dada la negativa de las cuatro marcas que sí que habían cumplido con los plazos. Pero Mikkelsen no se rindió, en Francia regresó a la competición para lograr su segunda victoria en el Fabia R5 y días después fue invitado por Hyundai a una sesión de entrenamientos en Portugal.

Esos kilómetros a los mandos del modelo que días anteriores habían pilotado Dani Sordo, Hayden Paddon y Thierry Neuville provocó un gran aluvión de comentarios y rumores, llegando incluso a hablar de la posibilidad de verlo en Portugal con Hyundai Motorsport. Y aunque no será en esta temporada, como ya han confirmado desde el equipo, si que podríamos ver muy pronto al ex-piloto de Volkswagen haciendo equipo con Dani Sordo, en concreto en 2018.

Durante el resumen del Rally de Argentina, en el programa De Rally de Movistar +, Luis Moya afirmó que había estado hablando con el mánager del piloto, Erik Veiby, sobre el futuro de Mikkelsen. El también padre de Ole Christian Veiby, piloto oficial de Skoda en el Campeonato de Rallies de Asia-Pacífico, confirmó al reputado copiloto las conversaciones con tres de los equipos del WRC: Hyundai, Citroën y Toyota. En el caso de los dos últimos sería lógico que quisieran a un piloto de la talla de Mikkelsen, puesto que ha quedado demostrado que sus alineaciones para 2017 flaquean, pero ¿por qué van a querer ficharlo en Hyudnai con el gran trío que tiene en nómina? Antes de que cunda el pánico entre los aficionados españoles, el puesto de Dani Sordo no corre peligro y el posible fichaje del piloto noruego estaría destinado a ocupar una cuarta unidad del i20 Coupé WRC en 2018. Estas han sido las palabras de Moya:

“Su manager me dijo ‘hemos hablado con Hyudnai porque el año que viene va a tener cuatro coches. Hemos hablado con Citroën y hemos hablado con Toyota’. Y después de esa conversación fue cuando se subió en el último día de test en Portugal”.

Por el momento el noruego se ha inscrito en Portugal con el Fabia R5 del Skoda Motorsport, prueba obligatoria para los aspirantes al título en la categoría WRC 2. Pero no podemos descartar que antes de que termine la actual temporada algún equipo, especialmente Toyota, le dé la oportunidad de demostrar lo rápido que puede ser con uno de los nuevos WRC.