Los equipos del Mundial de Fórmula 1 han vuelto a montar sus motorhome con la llegada del Gran Premio de España, alargándose su estancia hasta la carrera de Italia.

Motorhome de Red Bull-Toro Rosso

 

El Gran Premio de España supone el regreso del Mundial de Fórmula 1 a Europa después de su paso por Australia, Bahrein, China y Rusia. Una carrera muy especial para los equipos, que cambian por completo su forma de gestión la logística previa, tras el fin de semana y su estancia en el Circuit de Barcelona. Regresan los motorhome y los camiones oficiales vuelven a rodar.

Ruedas de prensa, eventos con la prensa, reuniones con los pilotos, reuniones entre los equipos o simplemente relajarse. Los equipos de Fórmula 1 viven una actividad frenética dentro y fuera de la pista, por lo que con la llegada del periplo europeo las estructuras han vuelto a montar sus gigantescas casas rodantes. Mediante la unión de dos o más camiones y con un armado metálico perfectamente conformado, los equipos disfrutan de una estancia personalizada y con todo lujo de detalles.

Durante las carreras en Asia, América y Australia los equipos cuentan con edificios permanentes y que cambian radicalmente en función del circuito. Instalaciones más modernas como Austin o Sochi cuentan con unas salas más amplias en comparación a Interlagos, que continúa renovando el circuito. A partir de España los equipos no se adaptarán al circuito, sino que contarán con las mismas instalaciones hasta la llegada del Gran Premio de Italia en Septiembre, sin contar con la salida a Canadá el mes que viene. Y aquí Red Bull y Toro Rosso se llevan la palma con un motorhome doble de tres plantas para los integrantes de los dos equipos; mientras que Ferrari, Mercedes o McLaren contarán con un espacio más modesto.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Además también cambia la forma de transportar el material a los circuitos. Dado que todas las fábricas se encuentran en Europa, la mayoría en Gran Bretaña, la Fórmula 1 ha confiado en la empresa DHL para transportar todo el material de los equipos hasta China, Bahrein o Australia; pero durante los próximos cinco meses (sin contar Canadá) los equipos van a desplazar sus propios camiones a las carreras para llevar sus monoplazas, piezas de recambio, material informático…