La marca Proton fija su futuro en el Campeonato del Mundo de Rallyes dentro de la categoría WRC 2 con un nuevo Iriz R5, construido en Gran Bretaña.

La categoría R5 cuenta con mejor salud que nunca y para 2018 está prevista la llegada de una auténtica armada de modelos. El último en subirse al Campeonato del Mundo de Rallyes, dentro del apartado WRC 2, han sido los malayos de Proton Motorsport, que ya han confirmado la construcción de un Iriz R5 en las instalación de Mellors Elliot Motorsport, en Gran Bretaña.

M-Sport y Ford abrieron la veda de los modelos R5 en el Rally de Ypres de 2013, donde debutó el Fiesta R5. Un modelo al que le han seguido las opciones de Skoda, Citroën, Peugeot y Hyundai, últimos en homologar su coche y que también hizo su debut en el Ypres la pasada temporada. Además para 2018 están previstas las homolgaciones del Citroën C3 y el Opel Corsa; mientras que a mediados de año se presentará la opción de Volkswagen: el Polo R5. Una categoría en la que ahora tenemos que contar con un nuevo participante, aunque éste cuenta con orígenes asiáticos.

Proton, que ya en las temporadas 2011 y 2012 contó con participación de forma oficial en la categoría Súper 2000 del WRC, ha planificado su regreso a la competición. La marca malaya volverá a confiar en Mellors Elliot Motorsport (MEM), empresa en manos de Chris Mellors, para la construcción de su propio modelo R5. El preparador de Milford Garage ha comenzado ha construir un coche de competición bajo la base del Proton Iriz y con un motor de Mitsubishi, el mismo que monta el Evo X pero rebajado a 1.600 centímetros cúbicos. Así lo ha explicado Mellors para el medio Autosport:

“Comenzamos a ver esto con Proton el año pasado y de inmediato nos entusiasmó lo que vimos con el coche. El tamaño y la forma del Iriz son perfectos para el rally. Todo está en el lugar correcto: la longitud del coche es más corta que la del Satria, pero la distancia entre ejes es mayor, los puntales superiores se encuentran en el lugar correcto y tiene mucha área frontal, lo cual es genial para la refrigeración. Tenemos un gran coche de base y a eso le sumamos los ingredientes correctos.

“El motor es fabuloso: muy potente y liviano. Es el motor Evo X llevado a 1.600 cc, un proceso que lo hará aún más fuerte de lo que es. Además de un gran motor, tenemos transmisión Xtrac, amortiguadores Reiger, frenos Brembo y electrónica de Cosworth. Este coche tiene absolutamente todos los ingredientes. Hemos puesto todo en él y con esos componentes vamos a tener un gran R5”.

Este Proton Iriz R5 tiene previsto realizar su debut dentro del WRC 2 en 2018, consiguiendo la homologación de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) a principios del mes de enero. Además se espera que también tomen parte en el Asia-Pacific Rally Championship, un mercado muy importante para la marca malaya. Estas son algunas imágenes del primer prototipo:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.