El piloto asturiano quedó en séptima posición y pasa el corte para luchar por la primera posición de la parrilla. Junto a él estarán varios peces gordos de la categoría, como Dixon, Kaanan y Will Power. Un fuerte accidente de Bourdais paró la sesión durante varios minutos.

Fernando Alonso - McLarenHonda Andretti - IndyCar - 500 Millas de Indianápolis

Fernando Alonso en Indianápolis | Foto: IndyCar

Como en los viejos tiempos, en los que disponía de un coche capaz de luchar por lo que anhela desde hace años: las victorias y las posiciones de privilegio. Fernando Alonso volvió a sentirse piloto en Estados Unidos, lejos su equipo de Fórmula 1 y de Honda, cuyo motor le tiene resignado a pelear por rascar algún punto, en el mejor de los casos si no se rompe antes. El asturiano peleará por la pole en su primera participación en las prestigiosas 500 Millas de Indianápolis.

Y la tarea no era nada fácil, pese a completar las jornadas de entrenamientos con unos registros buenos para un novato que nunca antes se había subido a un monoplaza de este tipo ni tenía experiencia en óvalos. Esto ya era fuego real y no había nada que esconder. Y Alonso cumplió, tras su intento era tercero. Sus dos primeras vueltas las hizo a 230 mph y las dos restantes a 229 mph. Los ocho primeros en la misma milla de velocidad, encabezados por Ed Carpenter, escoltado a su vez por Takuma Sato y Scott Dixon (vencedor en 2008 y cuatro veces ganador de la IndyCar).

Junto a ellos estarán JR Hildebrand, Alexander Rossi, Will Power, Tony Kaanan y Marco Andretti. Ganadores algunos de algún título o de alguna edición de la carrera, por lo que Alonso no lo tendrá nada fácil para hacerse con el mejor tiempo en la clasificación. El otro de los españoles presente, Oriol Servia, no pasó el corte y se quedó en un discreto 24º puesto tras perder mucho tiempo en las últimas vueltas.

Sébastien Bourdais protagonizó el susto de la sesión, con un accidente fortísimo a las de 370 km/h en que se estrelló contra el muro y dio vueltas de campana. Bourdais sufrió varias fracturas en la pelvis y la cadera, por lo que deberá ser operado. El francés había mejorado el que era el mejor tiempo en las dos vueltas que pudo completar antes del choque.