Tommi Mäkinen ha confirmado la presencia de Toyota en el Mundial de Rallyes hasta 2022, viéndose en condiciones de luchar por título la próxima temporada.

La apuesta de Toyota en el Campeonato del Mundo de Rallyes se confirma como un proyecto de larga duración y por el que no quieren pasar sin lograr un título, tal y como ha afirmado Tommi Mäkinen. Además han confirmado la presencia de Esapekka Lappi para lo que resta de temporada.

El director del Toyota Gazoo Racing WRT se ha mostrado muy satisfecho con el rendimiento del Yaris, con el que ya han logrado entrar en el podio e incluso una victoria. Motivos por los que se ven en condiciones de luchar por más pruebas esta temporada, especialmente con Jari-Matti Latvala. Aunque el gran objetivo para la marca japonesa está fijado para 2018, año en el que esperan luchar por el título. Estas han sido las palabras de Mäkinen:

“Con un nuevo coche y equipo, la gente no esperaba que Toyota lo hiciera tan bien. Estamos muy satisfechos con el inicio de la temporada. Ha sido un año previo tremendamente intenso de trabajo y desarrollo, y esta temporada queremos luchar pero sobre todo nuestro objetivo es aprender, pero en 2018 estaremos preparados para luchar por el mundial. Lo que hemos visto de momento es que nuestro coche todavía tiene mucho potencial de desarrollo y nosotros nos centramos en eso. Aún quedan muchos rallyes este año”.

Además corren buenos tiempos para el equipo, que en Portugal por fin vio debutar a su tercer piloto en la categoría absoluta. Esapekka Lappi sorprendió con su alto rendimiento en la prueba lusa y el equipo ha querido recompensar su trabajo garantizando su presencia en las sietes pruebas que restan de Campeonato. De modo que deshacen los rumores que situaban a Andreas Mikkelsen disputando alguna prueba con el Yaris WRC del ex-pilotos de Skoda. Así lo ha confirmado el director del equipo Toyota:

“Esapekka Lappi hará el resto de la temporada completa, por supuesto. Además, estamos muy satisfechos porque a pesar de su juventud y limitada experiencia, ha marcado en Portugal algunos tiempos muy competitivos, además de conseguir su tres primeros puntos”.

Y si el coche funciona y los pilotos empiezan a mostrar su mejor cara, ¿por qué irse? Los planes de Toyota en el WRC se confirman como una gran apuesta y tal y como ha afirmado el propio Tommi Mäkinen estarán como mínimo hasta 2022. Un total de seis temporadas de la que sólo una será como toma de contacto y las cinco restantes una nueva oportunidad para inscribir el nombre de la marca en la historia de la competición. La estabilidad en el reglamento, fijada por la FIA para los próximos tres años, y el compromiso de Toyota con la competición son los valores fundamentales mantendrán a la marca ligada a esta categoría. Así ha concluido Tommi Mäkinen sus declaraciones tras el Rally de Portugal:

“La normativa actual de la FIA para el WRC se mantendrá durante tres años y luego habrá pequeños cambios para el siguiente ciclo de tres años. El proyecto de Toyota Gazoo Racing tiene compromiso de continuidad como mínimo hasta 2022. También somos muy activos en las discusiones con otros equipos y con la FIA para ver cómo se pueden mejorar los rallyes,porque queremos formar parte de ellos en el futuro”.

Sin duda Toyota tiene grandes planes para su futuro en los rallyes, aunque aún no han hablado de la posibilidad de experimentar en otras categorías a través de modelos R5 y carreras cliente. No debemos olvidar que la apuesta de la marca no es con un equipo de fábrica, sino con una estructura privada respaldada económicamente por Toyota. Algo similar a lo que ocurre entre M-Sport y Ford. Y como ya ha demostrado Malcolm Wilson, la venta de modelos R5 y R2 a pilotos privados es una de las mejores forman de financiación, permitiendo así el desarrollo de sus WRC y ganando presencia a nivel mundial.