La presencia de Fernando Alonso en las 500 Millas de Indianápolis ha sido un revulsivo para la IndyCar a nivel mundial, marcando el máximo histórico de la carrera en nuestro país.

Motorhome de McLaren-Honda en Mónaco

Lo ha vuelto a hacer. Fernando Alonso sigue demostrando que donde va triunfa y su aventura americana, dentro de las IndyCar Series, se ha colado en los hogares españoles como ya lo hizo en la Fórmula 1 hace más de un década. El asturiano no sólo ha aumentado el interés en su país natal, sino que Europa y los Estados Unidos se han reencontrado en una de los eventos deportivos más importantes de Norteamérica, sólo comparable con la final de la Super Bowl, las 500 Millas de Daytona de la NASCAR o la final de la NBA.

Este domingo 28 de Mayo dos visiones tan dispares como la americana y la europea han compartido pasión con dos eventos muy diferentes: el Gran Premio de Mónaco de Fórmula 1 y las 500 Millas de Indianápolis de las IndyCar Series. La jornada ha comenzado antes al oeste del Océano Atlántico, donde la carrera de Mónaco ha dado como vencedor a Sebastian Vettel. Una carrera que ha destacado por la poca acción en pista y de la que han trascendido pinceladas como la ausencia de Lewis Hamilton en el podio, el error de Ferrari con la estrategia de Kimi Raikkonen y el gran fin de semana que se ha marcado Carlos Sainz Jr, logrando la sexta posición y peleando con todo un tres veces campeón del mundo como Hamilton.

Aún así la carrera por las calles del Principado logró un buen dato de audiencia en España, donde se pudo ver a través de M+ Fórmula 1 en las plataformas Movistar + y Vodafone TV. 212.000 personas vieron como Sebastian Vettel se subía a lo más alto del podio por tercera vez esta temporada; mientras que más de 270.000 siguieron el resumen en abierto a través del canal Teledeporte. No cabe duda de que el trabajo de Toro Rosso y de Carlos Sainz han tenido mucho que ver en estos buenos resultados de la Fórmula 1, pero la ausencia del bicampeón asturiano ha sido suficiente para que el resumen en abierto registrara casi 20.000 espectadores menos que el pasado año.

Aunque este fin de semana la expectación estaba al otro lado del Atlántico, concretamente en Indianápolis. Desde que Fernando Alonso anunció su participación en las 500 Millas, las IndyCar Series han visto como sus seguidores han aumentado a lo largo y ancho del mundo. Y es que la propia organización ha dado cifras exactas, como que los primeros test de Alonso con el equipo McLaren-Honda Andretti fueron seguidos por más de dos millones de personas, con momentos de más de 70.000 personas en el directo de YouTube; mientras que la audiencia de los entrenamientos libres aumentó en un 1.528%. Unos datos que ponían las expectativas en lo más alto para las 500 Millas de Indianápolis, y más cuando la audiencia en la anterior carrera había aumentado en torno a un 50%.

En colaboración con MotorRacingTV (@MedF1osTV), hemos recopilado los datos de lo que se ha vivido en esta tarde de domingo y ya podemos afirmar que, 11 años después, Fernando Alonso ha conseguido batir un nuevo récord en la televisión en España. En el Gran Premio de Brasil de 2006, momento en el que se alzó con su segundo título de Fórmula 1, logró que la categoría reina del automovilismo marcara un pico de audiencia que aún no se ha superado en una emisión de motorsport en España, y que se encuentra entre los mejores resultados del deporte junto a las Eurocopas y la final del Mundial de Fútbol de 2010.

En primer lugar debemos hablar de como se ha volcado España con las 500 Millas de Indiánapolis, desplazando más de un docena de periodistas a cubrir el evento y con una programación especial por parte de Movistar. Cabe destacar que habituales enviados a las carreras de Fórmula 1, como Manuel Franco para el Diario AS, Noemí de Miguel para Movistar o Carlos Miguel de COPE, han cambiado la categoría reina por el himno americano, los chasis de Dallara y los neumáticos de Firestone. La presencia de Fernando Alonso provocaba una gran expectación para la hinchada española, cansada de verlo abandonar por problemas en su McLaren-Honda, y los medios lo sabían.

Si nos centramos en como se ha seguido esta edición de las 500 Millas por televisión, ¡Telefónica ha echado el resto! Raúl Benito, habitual comentarista de las IndyCar Series y del Campeonato del Mundo de Rallyes, ha sido el encargado de liderar la retransmisión, acompañado del ex-ingeniero de Fórmula 1 Toni Cuquerella, de Iñaki Cano (colaborador en M+ F1) y del triatleta y piloto Víctor García. Además de contar con Noemí de Miguel y Jose Antonio Ponseti, habitual en rallyes y fútbol, en directo desde el óvalo americano. Un gran reparto y una gran programación, contando con las dos sesiones del clasificación en directo el pasado fin de semana, con un previo de media hora antes de la carrera y más de 4 horas de emisión con los coches en pista. Factores que han permitido no sólo que las 101ª edición de las 500 Millas se haya convertido en el programa más visto del día de la televisión de pago, sino que ha batido el récord de esta categoría en España.

Movistar apostó por una doble emisión, a través de Movistar + Deportes 1 como ya estaba previsto y por el canal #0 (cero). Después de ver los grandes resultados de los entrenamientos en la web,  tomaron la decisión de no limitar la carrera a los abonados al paquete Deportes, sino que sus más de 4 millones de abonados pudieran disfrutar de las 500 Millas en su canal estrella. Y no se equivocaron, más de 400.000 personas han seguido el contenido de las 500 Millas entre las siguientes opciones:

  • Previo + Carrera (#0): Una media de 328.000 espectadores siguieron las casi 5 horas de contenido en directo, lo que supuso un share del 2,6% y lo convirtió en el segundo contenido más visto del día.
  • Previo + Carrera (M+ Deportes 1): La audiencia del canal temático fue mucho menor, pero aún así se registró una media de 74.000 espectadores y un 0,6% del share
  • Carrera (#0): La carrera era sin duda el plató fuerte de la jornada y se convirtió en el contenido más visto de las cadenas de pago con una media de 361.000 espectadores y un 2,9% de share
  • Carrera (M+ Deportes 1): Al igual que en el caso del contenido combinado, la media registrada en el Dial 51 fue menor, pero aún así ha logrado cautivar a un 0,7% de los espectadores con una media de 84.000 personas.

En España estamos acostumbrados a hablar de millones de espectadores en las retransmisiones de Fórmula 1, sobretodo durante la era dorada de Fernando Alonso, pero si examinamos estos datos en comparación a los registrados por Movistar + en los últimos años de Fórmula 1, nos encontramos con que la carrera de Indianápolis ha conseguido más audiencia que los GPs de España, el esperado inicio de temporada en Australia o las carreras que han decidido los últimos títulos entre Lewis Hamilton y Nico Rosberg. Pero el efecto Fernando Alonso no se ha quedado sólo en España y vemos como las audiencias en Reino Unido han tenido un crecimiento espectacular, pasando de una media de 12.000 espectadores en 2016 a los casi 130.000 de este año, con picos de audiencia que han sobrepasado los 200.000.

¿Y cómo se ha vivido en las redes sociales?

Para ver que comportamiento que han tenido los aficionados en Internet nos hemos ido a la web Trendinalia, quien día a día proporciona las tendencias en todo el mundo. Y es curioso porque vemos como en España el hastag #MonacoGP ha sido el segundo que más ha perdurado en la red social, rodando las doce horas y media entre los temas más comentados. Pero la Indy no ha pasado desapercibida y vemos como la etiqueta oficial de Movistar, #IndyMovistar, estuvo presente en las tendencias durante toda la carrera, unas 4 horas y 25 minutos para ser exactos. Además a lo largo de la tarde se colaron palabras como “Fernando Alonso”, “Oriol Serviá”, “#indy500”, “#Honda” o “Takuma Sato” entre los Trending Topic en España, llegando incluso a copar los primeros puestos cuando el japonés cruzaba la línea de meta.

No cabe duda de que la presencia de Fernando Alonso en las 500 Millas de Indiánapolis ha abierto los ojos a muchos aficionados a las carreras, incluidos a los miembros de esta web. Es cierto que la decisión de no competir en Mónaco también ha provocado más de una crítica, como las de sus antiguos compañeros en McLaren-Mercedes y la Scuderia Ferrari, pero lo que ha logrado el asturiano este fin de semana es mucho más: Ha alargado aún más su leyenda. Porque es cierto que no logró ganar y que su motor Honda se despidió antes de tiempo, pero no debemos olvidar que justo antes del abandono era séptimo, justo por detrás de Takuma Sato, y que contaba con opciones reales de hacerse con la victoria.

¿Serán las 24h de Le Mans la próxima parada del bicampeón? Sólo el tiempo nos lo dirá pero está claro que en América ya se han quedado con ese apellido y con el dorsal 29, que seguro volverá en los próximos. Mientras que en el Mundial de Resistencia esperan la llegada de Fernando Alonso con los brazos abiertos, que podría aplazarse hasta la introducción del nuevo reglamento 2020 y la llegada de nuevas marcas.