Andreas Mikkelsen ha comenzado las pruebas con el equipo Citroën Racing de cara a su debut en el WRC en 2017, que tendrá lugar en el Rally de Cerdeña (Italia).

Las pruebas para el Rally de Cerdeña han comenzado y hoy todas las miradas se han puesto sobre el equipo Citroën Racing. Los franceses han puesto en marcha la primera jornada de test con Andreas Mikkelsen, que debutará con la marca de los chevrones en la cita italiana con el C3 WRC de Stephane Lefebvre. El noruego ha rodado rápido y se le ha visto muy cómodo con el coche.

Durante los últimos días estamos viendo como M-Sport y Hyundai Motorsport han estado muy activos preparando las citas de Italia y Finlandia respectivamente. Sebastien Ogier, Ott Tanak o Dani Sordo son algunos de los pilotos que han podido ponerse al volante de sus respectivos coches para ajustar cada parámetro del mismo, en pro de lograr un buen set-up y seguir mejorando para luchar por el Mundial. Pero sin lugar a dudas, Andreas Mikkelsen ha centrado todas las miradas en el día de hoy.

El ex-piloto del equipo Volskwagen Motorsport, y actualmente miembro de la escuadra oficial de Skoda en el WRC 2, ha podido disfrutar de unos buenos kilómetros de pista junto al equipo Ccitroën Racing. El noruego se ha desplazado hasta Francia, después de disfrutar del Gran Premio de Mónaco de Fórmula 1 desde el lujo del puerto deportivo, para ponerse al volante del que será su coche en Cerdeña. Poco tiempo ha necesitado para rodar rápido, tal y como se puede ver en las primeras imágenes que se han hecho públicas de estos test:

Citroën tiene grandes esperanzas en el rendimiento de Andreas Mikkelsen, un piloto que ha dejado muy claro en lo que llevamos de temporada que su sitio no está en un R5, sino luchando por el título absoluto. Veremos si esta se convierte en la única prueba del noruego en el WRC, que ya ha podido probar también el Hyundai i20 y se plantea como uno de los fichajes estrella de la próxima temporada en cualquiera de las cuatro marcas.