La Fórmula 1 regresa a tierras norteamericanas con la disputa del Gran Premio de Canadá 2017, en un remodelado circuito Gilles Villeneuve, que gusta a los pilotos de Sauber. Ambos llegarán con ganas después de abandonar en la última carrera.

Foto: Twitter @sauberf1team

Así llegan los pilotos a Canadá

Marcus Ericsson: el sueco abandonó en Mónaco por tercera vez en seis carreras esta temporada, y lo hizo por culpa del sobrecalentamiento de los frenos que, junto a unos neumáticos fríos, le hicieron irse de lleno y sin poder evitarlo contra la curva de Santa Devota. Llegaba de lograr su mejor posición del año en España con un 11º y no pudo prolongar su racha. Ahora llega a Montreal, circuito que le gusta, pero en el que sufrirá por sus largas rectas. Marcus Ericsson se clasifica en la cola de la clasificación y aún no ha podido sumar ningún punto en las primeras citas de Campeonato.

Pascal Wehrlein: temporada llena de incidentes para el joven piloto de la escudería suiza. Se perdió las dos primeras carreras por el accidente que tuvo en la Carrera de los Campeones y que le afectó a la espalda. En Mónaco nos puso el corazón en un puño al verlo con el coche de lado junto a las barreras, pero tras la repetición se vio que no fue un golpe grave. Aun así, tuvo que pasar un examen médico para poder estar presente en Canadá. El piloto alemán iguala a Daniil Kvyat en la decimocuarta posición del Campeonato, ambos con cuatro puntos.

Así llega Sauber a Canadá

Después de lograr los primeros puntos del año en España, gracias a un 7º puesto de Wehrlein, en la siguiente cita vivió la cara amarga de la competición. Ninguno de sus pilotos conseguía cruzar la línea de meta, ambos por accidente.

Ahora les espera un desafío complicado, en un circuito donde el motor es muy importante, algo que les puede condicionar al contar con una unidad de potencia Ferrari del año pasado.

Expectativas del Gran Premio

Declaraciones extraídas de la web de Sauber (traducción propia)

Marcus Ericsson

“Siempre deseo que llegue el Gran Premio de Canadá en Montreal, porque es un circuito que particularmente me gusta, así como el ambiente que hay alrededor. La ciudad, los aficiondos, la pista y todo el evento es simplemente espectacular. Es un trazado exigente, especialmente por las chicanes. Las curvas características le hacen similar a Mónaco. La combinación de curvas lentas y largas rectas hacen esencial llevar los neumáticos a su temperatura ideal para conseguir el agarre correcto. Por supuesto, la velocidad punta también tiene un papel importante”.

Pascal Wehrlein

“Estoy esperando que llegue ya la carrera. En Montreal habrá muchos eventos este fin de semana para celebrar el Gran Premio. La pista se ajusta bien a mis condiciones de pilotaje. Es una mezcla de un circuito urbano y uno de toda la vida, una carrera tradicional con una larga historia. Junto a la potencia del motor, la alta estabilidad en frenada, la tracción y un buen cambio de dirección serán los factores más importantes. Las largas rectas ofrecen buenas oportunidades de adelantar. Dependiendo del tiempo, la configuración aerodinámica del coche también tendrá un rol importante.