El equipo Suzuki cierra el periplo asturiano con una gran demostración de fuerza de sus Swift R+, capaces de pelear por la victoria en Llanes con Joan Vinyes a los mandos.

El Rallye Villa de Llanes se ha convertido en la confirmación de que los nuevo Maxi Rally, en especial los de Suzuki, son una gran alternativa para pelear con los R5 en condiciones cambiantes y con tramos muy estrechos y técnicos. Joan Vinyes ha conseguido pelear de tú a tú con el Hyundai de Iván Ares y ha vencido a los monturas de Pernía, Burgo o el Fiesta del vigente campeón. Por su parte, Antxustegi ha dado la talla en la categoría y Díaz ha sufrido con su S1600 entre los 2RM. Buen resultado de Javier Gómez en la Copa Suzuki con el equipo oficial.

En la edición de 2016 del Rallye de Llanes, Joan Vinyes y Jordi Mercader salían con un coche de la Copa a probar el estado de recuperación de la lesión sufrida por Joan. Un año después, han disputado la victoria hasta el último tramo a los mandos del Suzuki Swift R+. El de Llanes fue un rallye muy complicado, en el que la lluvia trajo de cabeza a todos los participantes, son esas condiciones que igualan mecánicas y ponen de manifiesto las dotes de los pilotos. Joan y Jordi marcaron dos scratchs, llegando al último tramo con opciones a la victoria. Lo intentaron, pero Ares impuso las prestaciones de su R5 en un tramo en unas condiciones cambiantes. Así valoraba el andorrano su actuación al finalizar la prueba:

“Fue un final de infarto, el Swift R+ funcionó como un reloj, las ruedas nos permitieron intentarlo hasta el último metro, pero no pudo ser. De todas formas, el resultado es excelente para todo el equipo y es la recompensa a muchas horas de trabajo”.

Los Suzuki Swift R+ de nuevo dominaron entre los N5, con Gorka Antxustegi y Alberto Iglesias finalizando en la segunda plaza de la categoría y sexta de la general. Gorka se vio retrasado por un trompo en la mañana que le hizo ceder varios puestos. Los puntos obtenidos por ambos, permiten a Suzuki afianzar su liderato en el Campeonato de España de Marcas. Mientras que Adrián Díaz y Andrea Lamas, con el tercer coche del equipo y el único S1600 presente en Llanes, lograron cruzar la meta después de sufrir muchos problemas con la dirección, lo que no les permitió luchar con el Abarth de Muñíz y al lista de R2 que encabezó Manuel Mora.

Por último, el piloto cántabro Javier Gómez, realizó una carrera inteligente, yendo de menos a más a la vez que le cogía el ritmo al Suzuki Swift de la Copa. Finalizó sexto en su categoría, mezclándose con los habituales de la Copa Suzuki Swift.

Desde Suzuki España se muestran muy satisfechos con el trabajo realizado por parte de ARVidal a la hora de desarrollar y de sus pilotos para sacar todo el potencial de estos Swift R+, en especial de un Joan Vinyes totalmente recuperado. Así valoraba Juan López Frade la actuación de su equipo en el Villa de Llanes:

“Ya lo sabíamos, pero Joan ha demostrado a todos su valía y su total recuperación. Por otro lado tras lo visto en el Princesa y ahora en Llanes tenemos la mejor confirmación de nuestra apuesta por los N5, la que dan los tramos cronometrados. Ahora toca celebrar el resultado y seguir trabajando de cara a las próximas pruebas.”