El cuarto de Lewis Hamilton está un poco más cerca. El Gran Premio de Estados Unidos 2017 es para el británico de Mercedes. Lideró en Austin prácticamente toda la prueba y se acerca un poco más a otro título mundial. Sebastian Vettel minimizó daños y cruzó la meta en segunda posición. Max Verstappen superó a Kimi Räikkönen en el último sector y ocupó el tercer escalón del podio, sin embargo, Dirección de Carrera sancionó con cinco segundos al holandés, por lo que el de Ferrari mantuvo el podio. Fernando Alonso no pudo acabar la carrera por un problema de motor, mientras que Carlos Sainz consiguió ser séptimo en su estreno con Renault.

Victoria de Lewis Hamilton en el Circuito de las Américas. Su noveno triunfo del año. La escudería Mercedes se alza con el título de Escuderías por cuarta vez consecutiva. Aunque Sebastian Vettel no falló y superó a Lewis Hamilton en la arrancada poco le duró la alegría. Lewis Hamilton siguió apretando para recuperar el liderato de carrera. Y así lo hizo seis vueltas después. El británico se quitó de delante a su principal rival por el título mundial. Mientras, por detrás Daniel Ricciardo peleaba mano a mano contra Valtteri Bottas por la tercera posición. Pascal Wehrlein y Kevin Magnussen se tocaron en la salida y el alemán fue el peor parado. Tuvo que abandonar a causa de los daños. Nico Hülkenberg fue el segundo en apuntarse a la lista de abandonos. Los españoles arrancaron bien. El asturiano pudo quitarse de delante al madrileño, que debutaba en carrera con Renault. Así, Alonso era octavo y Sainz noveno después de los primeros doce giros de carrera.

Las primeras paradas llegaron pronto. El neumático ultrablando comenzó a degradarse y los pilotos con este compuesto se vieron obligados a realizar su primer paso por boxes, entre ellos Daniel Ricciardo y Sergio Pérez. El australiano buscó superar a Bottas mediante un ‘undercut’, sin embargo, pocas vueltas después de cambiar los neumáticos se vio afectado por un fallo mecánico que le dejó sin opciones de seguir en pista. Alivio para el finlandés de Mercedes, que no estaba marcando un ritmo como el de su compañero de equipo. En la zona trasera del grupo Pérez batallaba por entrar en los puntos contra los hombres de McLaren y Marcus Ericsson lideraba un pequeño grupo formado por Daniil Kvyat, los pilotos de Haas, Lance Stroll y Brenton Hartley, el último clasificado llegado el ecuador de sesión.

Carrera estratégica

La estrategia en los boxes cobró especial relevancia. Las primeras posiciones se decidieron por las decisiones tomadas desde los muros. El equipo Mercedes puso en juego el liderato de Lewis Hamilton. Ferrari llamó antes a Sebastian Vettel a los boxes, mientras que Lewis Hamilton se mantuvo sobre la pista. Este tiempo le pasó factura al británico, que a punto estuvo de perder la primera posición.

Veinticinco vueltas duró el motor Honda del McLaren de Fernando Alonso. Una nueva aciaga carrera para el asturiano días después de anunciar su continuidad en el equipo de Woking, que el año que viene montará motor Renault. La batalla entre Felipe Massa, Esteban Ocon y Sergio Pérez favoreció a Carlos Sainz. El de Williams alargó su primer paso por boxes y retuvo detrás a los de Force India. Este tiempo fue aprovechado por el nuevo piloto de Renault, que peleó por la séptima posición. El adelantamiento de la carrera fue obra de Carlos Sainz. Planeó y se preparó el magistral movimiento. Una gran manera de estrenarse con el equipo de Enstone.

Red Bull y Max Verstappen se desmarcaron con la estrategia del resto de rivales. En el giro 38 realizó una segunda parada para montar los neumáticos superblandos e intentar ganar tiempo en la parte final de carrera. Ferrari reaccionó y llamó a Sebastian Vettel al box para guardar la posición. Regreso a la pista y recuperó terreno con gomas nuevas hasta la segunda posición. Un desatado Max Verstappen hizo lo mismo y llegó a superar a Kimi Räikkönen en el último sector. Sin embargo, Dirección de Carrera sancionó al de Red Bull con cinco segundos por superar los límites de la pista. El tercer escalón fue para Kimi Räikkönen. Suma y sigue Lewis Hamilton, que ya acaricia su cuarto título mundial. México puede ser el país en el que Hamilton se proclame. Le valdría con ser hasta quinto para ello.

Tabla de tiempos