El equipo Toro Rosso ha confirmado que en el Gran Premio de México volverán a bajar a Daniil Kvyat para subir a Pierre Gasly. Brendon Hartley continúa con el puesto de Sainz.

Malas noticias llegan para Daniil Kvyat, que de nuevo se perderá otro gran premio de Fórmula 1 este fin de semana. Toro Rosso ha confirmado que Pierre Gasly regresa para sustituir al ruso tras la no participación en la última cita de la Super Fórmula Joponesa debido a un tifon, con lo que ha perdido el campeonato.

Después de completar las catorce primeras citas de la temporada, con las novenas posiciones de Australia y España como mejor resultado, Daniil Kvyat vio como en el Gran Premio de Malasia el francés Pierre Gasly le sustituía en el equipo Toro Rosso. El campeón de 2016 de las GP2 Series daba el salto a la categoría reina tras los malos resultados del ruso, que no sólo partía por detrás de su compañero sino que había provocado un incidente con Carlos en Silverstone. Dos carreras de la joven promesa de Red Bull, Malasia y Japón, en las que no logró meterse en los puntos.

Pero la salida de Carlos Sainz a Renault dejó una preocupante situación en el equipo de Faenza, que no lograba formar una dupla para la carrera de los Estados Unidos aunque llamaran a Kvuay. Con Pierre Gasly en Japón, para la última cita de la Super Fórmula Japonesa, el segundo equipo de Red Bull optó por llamar a un viejo conocido de la marca de la bebida energética: Brendon Hartley. El australiano no ha tenido un fin de semana brillante en Austin, pero suficiente para que la escuderia haya optado por mantenerlo hasta el final de la temporada.

Con Hartley asegurado para el Gran Premio de México, faltaba por saber quien competiría con el otro monoplaza y Toro Rosso lo ha tenido claro: Pierre Gasly. El francés regresará a la Fórmula 1 a pesar de que el ruso fue el único que logró entrar en punto, décimo al final de la carrera, y todo apunta a que esta pareja será la que se suba a los Toro Rosso en las citas de Brasil y Abu Dhabi.

Esto deja una complicada situación para Daniil Kvyat, que ve casi imposible su continuidad en la Fórmula 1 en 2018. Toro Rosso está claro que no va a apostar por él y Red Bull Racing aún menos, puesto que ya tiene a sus dos pilotos confirmados. Más allá de la marca de la bebida energética tan sólo queda por saber quien será el compañero de Lance Stroll, si los pronósticos se cumplen y Sauber apuesta por una pareja de la casa Ferrari: Giovinazzi y Leclerc.