Decepción en el equipo estadounidense al terminar un fin de semana para olvidar en el GP de Austin, en el GP de casa. Ninguno de sus dos pilotos destacó ni protagonizó ninguna acción digna de mención, y acabaron la carrera último y antepenúltimo.

Magnussen durante la parada obligada de la vuelta 1 || @HaasF1Team

Así se van los pilotos de Austin

Romain Grosjean: Carrera difícil para el piloto de Haas, que ya desde la salida tuvo problemas, y en el estrechamiento de la curva 1 perdió la posición con uno de los Sauber. A partir de ese momento, el domingo de Romain se basó en intentar encontrar el ritmo perdido durante todo el fin de semana, algo que nunca sucedió. Ya al final de carrera, a falta de 15 vueltas para la bandera a cuadros, tuvo un bonito duelo con Felipe Massa, que unas vueltas después acabó decantándose por el lado del brasileño. Más tarde, tanto Vandoorne como el debutante Hartley, acabaron por pasar a Grosjean, que cerraba su pobre participación en el GP de Estados Unidos en una discreta decimocuarta posición.

Kevin Magnussen: Fin de semana para olvidar del piloto danés. Ya en la primera vuelta un inesperado pinchazo y su consecuente parada en boxes condicionaron las opciones reales de Kevin y arruinaron su estrategia de carrera de pasar una única vez por la calle de los pits. El resto de carrera no fue más prometedora que el comienzo, sin destacar ni protagonizar acciones dignas de la retrasmisión, cuando a falta de pocas vueltas volvimos a tener noticias de Magnussen. Esto se debió a una desafortunada acción. Vettel acababa de doblar al piloto de Haas, y un optimista Ericsson quiso aprovecharlo para adelantar a Magnussen, pero tocó la parte posterior de su monoplaza, haciéndole trompear y arruinando del todo su participación en el Gran Premio de EEUU. Acabó la carrera decimosexto, siendo el último piloto en cruzar la línea de meta.

Así se va Haas de Austin

Fin de semana en casa para olvidar en el equipo Haas. Ninguno de sus dos pilotos consiguió sacar del VF-17 el ritmo necesario para ser competitivos, y su fin de semana se caracterizó por una pelea constante contra ellos mismos. Esto supone una gran decepción para el equipo, y más teniendo en cuenta la actitud de los estadounidenses cuando compiten en territorio nacional. Sin embargo, ya tienen la vista puesta en México, y dentro de una semana saldrán a pista con el objetivo de hacer olvidar este dramático fin de semana.

Impresiones de la jornada

Romain Grosjean:

“No hubo mucho ritmo en el coche y tuvimos muchísima degradación en los neumáticos. Intenté aguantar pero sentí que las últimas vueltas era hasta peligroso. Ha sido genial estar con los aficionados fuera de pista y siento que no les hayamos podido dar más, pero seguiremos trabajando duro. Sabemos que México fue duro el año pasado pero espero que encontremos soluciones. La carrera de hoy ha sido decepcionante”.

Kevin Magnussen:

“No ha sido el mejor día para nosotros, pero el coche iba mejor que en clasificación. Tuvimos que parar en la primera vuelta, así que no pudimos hacer toda la carrera a una parada, aunque lo intentamos. Ya estamos pensando en la siguiente”.