Roberto Méndez quiere dar un giro de 180º a RMC Motorsport, pasando de ser una empresa dedicada a los R5 a centrarse en el proyecto de Renault. 

Con el título absoluto ya en manos de Iván Ares, los equipos empiezan a trabajar de cara a la próxima temporada en el Campeonato de España de Rallyes de Asfalto. Unos trabajos para el futuro que ya han comenzado en RMC Motorsport con la puesta en venta de todas sus unidades R5 y algunos de los nuevo N5. Roberto Méndez, sueño de la empresa, ha dado las claves de lo que le espera al equipo leonés en los próximos años, buscando cambiar por completo su rol en el certamen.

En una entrevista con Juan Carlos Varela, el tres veces campeón de montaña habló sobre la temporada de Cristian García con el Fiesta R5, en especial sobre esta retirada. Tras los errores de Ferrol y el Princesa, además de un Villa de Llanes muy conservador con la vistas puestas en el RallyRACC, Méndez y Daniel Alonso decidieron cambiar la estrategia con el joven piloto y poner sus vistas a un campeonato internacional en 2018. Aunque el proyecto aún está en el aire, el dueño de RMC espera ver a su pupilo compitiendo en el Europeo o incluso con un programa parcial en el Mundial de Rallyes. Estas han sido sus declaraciones:

“Lo importante era parar, no seguir en este campeonato, centrarnos ahora bien, y sobre todo él que se vuelva a encontrar, y ver como estamos para el año que viene. Seguir invirtiendo en el Campeonato de España con este hico, tan joven y con el futuro que puede tener, no tendría sentido. Estamos esperando a ver con Daniel y los patrocinadores a ver que podemos hacer el año que viene pero la idea sería hacer el ERC o el WRC 2. Hay que trabajar para ello, no hay nada seguro a día de hoy, pero vamos a intentarlo”.

Aunque el punto fuerte de la entrevista ha llegado con el futuro que le espera a RMC Motorsport, después de que en redes sociales haya anunciado la venta de sus unidades del Ford Fiesta R5 y el Peugeot 208 N5 que les ha coronado en el Nacional de Tierra. Roberto quiere cambiar la estrategia de su empresa y después de ser el precursor de la categoría R5 en España, gracias a su acuerdo con M-Sport, quiere dejar de lado este apartado para centrarse en los nuevos Maxi Rally y los R4 FIA, que estrenarán en 2018 con el Clio.

En varias ocasiones ya había avisado que quería dejar de contar con tantos coches, además espera poder renovar así sus unidades ya que los Fiesta R5 más nuevos son del año 2015. Sin dejar de lado el aspecto económico, queriéndose centrar en uno N5 que suponen la mitad de costes que un R5, y como está demostrando Suzuki y ARVidal son un claro rival con sus hermanos mayores en un futuro cercano.

“En RMC Motorsport tenemos alrededor de 20 coches para alquilar, entonces mi idea es llevar menos coches a las carreras y creo que la única forma de hacerlo es no tener los coches. Si no tengo los coches no los puedo llevar. Vamos a intentar vender la mayoría de todos los vehículos que tenemos para renovar el parque, tener menos y coches y más nuevos, y sobretodo trabajar sobre el proyecto N5 y R4”.

Citroën DS3 N5 construido por RMC Motorsport

Dentro de estos proyectos, el leonés quiere centrarse en Renault España. Aunque sus unidades N5 ya montan carrocerías de cinco cuatro marcas diferentes, Roberto Méndez quiere dar prioridad al programa que la marca del rombo le está ofreciendo con un apoyo oficial, algo que él siempre había querido. En estos momentos se encuentran trabajando con un Clio N5, en manos de Miguel Ángel Fuster, aunque el plato fuerte llegará en 2018 con la llegada del kit R4 de Oreca, el primero que distribuirá la empresa francesa. Así lo ha explicado a los micrófonos de Rallyes.net TV:

“Desde que yo monto el equipo mi ilusión fue ser un equipo oficial y ahora tenemos a Renault que está apostando fuerte por nosotros, lo que nos permite hacer tanto el N5 como el R4 que vamos a hacer. Es lo que yo siempre he buscado como RMC Motorsport, ser una marca oficial. Ellos no tienen un R5 entonces tenemos que trabajar conjuntamente en este proyecto y la verdad es que tenemos mucha ilusión de hacer un coche bueno, que funcione y poder luchar con Suzuki de tu a tu”.

Pero este cambio de mentalidad de RMC Motorsport no será sencillo, ya que los pilotos con más presupuesto seguirán contando con unidades R5 y ellos son los importadores de M-Sport en España. Además Surhayen Pernía y Hyundai España se espera que continúen su relación la próxima temporada, un proyecto en el que Roberto Méndez y su equipo ocupan un puesto fundamental como preparadores y encargados de la logística. Sea como fuere, llegan tiempos de cambio y nadie mejor que RMC para convertir a los N5 y R4 en firmes candidatos a la victoria en el Nacional de Asfalto. En tierra, ya lo han conseguido.