Sin apenas tiempo de reponernos del GP de Estados Unidos, la F1 aterriza en Ciudad de México para disputarse este fin de semana el Gran Premio de México en el trazado Hermanos Rodríguez. Tras un abandono y un decimoquinto puesto logrados en Austin, la escudería Sauber prevé un fin de semana complicado viendo el bajo rendimiento que están ofreciendo durante toda la temporada.

 

Fuente: www.sauberf1team.com

Así llegan los pilotos a México

  • Marcus Ericsson: temporada desastrosa la del sueco, siempre cuestionado por su presencia en esta categoría a lo que se suma un coche poco competitivo. Llega a México tras acabar en decimoquinta posición en Austin la semana pasada, y poco se espera de él vista su temporada y la del equipo.

 

  • Pascal Wehrlein: la joven promesa alemana tampoco está teniendo un año demasiado bueno, aunque puede presumir de ser el único de sus pilotos en haber conseguido puntuar, en concreto fue España y Azerbaiyán. En Austin tuvo que abandonar debido a un problema mecánico en su monoplaza. En México espera al menos terminar la carrera y lograr el mejor lugar posible en la clasificación.

Así llega Sauber a México

La temporada está siendo muy complicada para el equipo suizo, que ve como sus coches son claramente inferiores al resto de la parrilla y con un futuro muy gris por delante. El GP de México parece que va a ser otro fin de semana muy difícil para ellos, pues a su bajo rendimiento se suma las particularidades del trazado azteca, que no invitan a ser demasiado optimistas. Quizás las sanciones a varios pilotos por cambiar componentes en su unidad de potencia puedan hacer que sus pilotos salgan desde posiciones más avanzadas que en condiciones normales.