sauber

En su difícil tránsito por los sábados y por toda la temporada en general, Sauber se puede dar con un canto en los dientes tras la clasificación del Gran Premio de México. La escudería suiza ha culminado su mejor clasificación desde el Gran Premio de Azerbaiyán, en junio. Los monoplazas azules se aprovecharon del mal sábado de Haas y mañana saldrán por delante de ellos, de los McLaren y del Toro Rosso de Pierre Gasly.

Queda por ver si serán capaces de hacer frente a los coches que vienen por detrás y aguantar sus posiciones de salida durante la carrera. Marcus Ericsson le ganó la batalla a su compañero de equipo y saldrá desde la 14º posición, frente a la 15º de Pascal Wehrlein.

Impresiones de la jornada

Declaraciones extraídas de f1.com, traducción propia

Marcus Ericsson

Fue un buen día. Hemos continuado con el trabajo realizado en las prácticas del viernes y tomamos los pasos correctos en la configuración del automóvil para ser más competitivos. Fue un gran esfuerzo del equipo ya que logramos sacar el máximo rendimiento del monoplaza en la clasificación. También estoy satisfecho con mi última vuelta en la clasificación, fue muy buena y no estuvo muy lejos de la Q2. Vamos a la carrera de mañana con un sentimiento positivo.

Pascal Wehrlein

En general, estoy satisfecho con mi día. Aunque tuvimos algunos problemas con mi coche en los libres 3, el equipo pudo resolverlos rápidamente, lo que me permitió completar algunas vueltas por la mañana. La sesión de clasificación fue bastante bien. Mi rendimiento mejoraba continuamente y tenía muchas posibilidades de entrar en la Q2. Desafortunadamente, cometí un pequeño error en el sector uno en mi vuelta final y no lo logré. Sin embargo, esto me da confianza para la carrera de mañana y espero volver a subir al monoplaza y dar todo lo que tengo.