El Gran Premio de México se ha convertido en la carrera más vista de la historia del canal de pago Movistar F1 con más de 300.000 espectadores.

Si durante el fin de semana habíamos hablado del éxito que estaba teniendo el Gran Premio de México en el circuito, con la presencia de más de 337.000 personas en el Hermanos Rodríguez durante los tres días, la audiencia en España no se ha quedado atrás. A falta de sólo dos carreras para el final de su tercera temporada, el canal Movistar F1 ha batido un récord de audiencias histórico, consolidando el motor como gran segunda gran oferta deportiva tras el fútbol.

En las jornadas del viernes y el sábado las tres sesiones de libres y la clasificación no tuvieron un gran impacto en las audiencias de Movistar, quedándose fuera de los contenidos más vistos del día en las cadenas de pago. Pero el domingo el Mundial estaba en juego y los nuestros, en especial Carlos Sainz, estaban en una buena posición para luchar por los puntos y la zona media de la parrilla. Es por ello que la afición se volcó con la afición y con una media de 335.000 espectadores, la carrera de México se convirtió en la cuarta emisión más vista del día entre las cadenas de pago, siendo la segunda opción por detrás de la Liga Santander, emitida por Bein Sport.

Aunque el plato fuerte fueron las 71 vueltas del gran premio, los espectadores no quisieron perderse los eventos previos al banderazo de salida y el previo dirigido por Iñaki Cano contó con una media de 86.000 espectadores entre las seis y las ocho de la tarde. Además la cuarta posición de Sebastian Vettel y las novena de Lewis Hamilton convertían al británico en tetracampeón del mundo y la locura se desataba en el Autódromo Hermanos Rodriguez, una fiesta que registró una media de 127.000 personas frente al televisor. De hecho el Girona-Real Madrid y el Málaga-Celta fueron las únicas emisiones que lograron ganar a la Fórmula 1, que también batió al Gran Premio de Malasia de Motociclismo, aunque este jugaba en contra por el horario (08:00-08:45). Un crecimiento que no está teniendo su reflejo en el resumen de Teledeporte, que ha descendido en más de 50.000 espectadores con respecto a la pasada temporada.

 Movistar F1

 Resumen TDP

 2015  85.000 (0,5%)
 2016  246.000 (1,6%)  147.000 (2,2%)
 2017  335.000 (2,0%)  95.000 (2,0%)

 

 

 

 

 

Estos datos convierten al Gran Premio de México en la mejor emisión de la historia de Movistar + F1, el canal temático de Telefónica que comenzó sus emisiones en 2014 con Josep Luis Merlos al frente y con Joan Villadelprat y María Serrat como fieles escuderos. Los cambios de 2017 con la llegada de Julio Morales al frente de todo el equipo y la presencia de todo el equipo en algunos circuitos han supuesto un golpe de aire fresco a estas emisiones, que además han dejado de ser un pupurrí de refritos durante la semana gracias a especiales o los programas Hora de F1 y Hora de F1 Stadium. Todo esto está haciendo que las audiencias estén creciendo esta temporada con respecto al año pasado y las expectativas son muy positivas de cara a los próximos años gracias a las posibilidades de los dos pilotos españoles, que si se nada raro ocurre deberían estar luchando por las posiciones de cabeza desde 2018.

Un renovación en el aire

Con sólo dos carreras para el final de la temporada los derechos para la próxima temporada siguen siendo una incógnita. Liberty Media no quiere perder un mercado tan importante como el español, que cuenta con dos pilotos en la parrilla y un puñado de empresas involucradas, pero Telefónica sigue sin mover ficha. Mediapro ya anunció en el mes de abril que no estaba interesado en adquirir los derechos y ahora la pelota está en el tejado de Movistar y Mediaset, que buscaría en la Fórmula 1 la emisión con la que hacer competencia a la Champions League, en manos de su gran rival Atresmedia.

El canal de pago en estos momentos cuenta con la mejor posición para renovar en la que sería su quinta temporada de emisión. En 2017 han traído cambios muy importantes como el de Julio Morales y han completado la reestructuración de lo que antaño fue Canal Plus, cambios que conllevaron una gran reducción de costes y no permitió al equipo de Fórmula 1 viajar a los circuitos con un gran despliegue. Además la presencia de Fernando Alonso durante, al menos, una temporada más y el fichaje de Carlos Sainz en Renault, lo que le acerca a luchar por victorias, son determinantes en esta puja por los derechos, que según los datos de Business & Sport suponen unos 30 millones de euros.