Francisco Cima ha vendido su Renault Clio R3T al piloto José Durán, que competirá con el respaldo de Racingcor Competición.

Tras tres años disputando el Trofeo Clio R3T Iberia, Francisco Cima se ha deshecho de su Renault Clio R3T. El piloto asturiano ha llegado a un acuerdo con el piloto José Durán y la unidad francesa ya ha puesto rumbo hacia Andalucía, aún con la decoración que lució esta temporada y con los dorsales del Princesa de Asturias.

Mientras el resto del país celebra la festividad del 1 de Noviembre, el equipo Racingcor Competición se ha desplazado hasta el norte para recoger su nuevo juguete de José Durán, que da el salto al R3 tras probar el Twingo R2. El piloto andaluz ha adquirido el Clio de Francisco Cima, la misma unidad que ha llevado al piloto asturiano a conquistar la Clio R3T Trophy en 2015 y 2017 y quedarse a las puertas de la victoria el año pasado. Un coche que será el protagonista de un programa de aprendizaje por parte del piloto, que por el momento se limitará a disputar pruebas del sur. Aunque desde Racingcor Competición, empresa que acompañará a Durán en esta nueva etapa, no descartan hacer inclusiones en el Nacional de Asfalto y dentro de la copa monomarca, decisión que tomarán cuando Renault confirme si habrá copa en 2018 y publique el calendario. Sin duda, buenas noticias para el panorama nacional.

Cima y el Grupo Leomotor ya intentaron vender el coche al final de la pasada temporada, la falta de un comprador y de los apoyos necesario para embarcarse en un nuevo proyecto les llevaron a disputar de nuevo el Trofeo en 2017. Pero por fin los panes del asturiano empiezan a cumplirse y esta venta le acerca a dar el siguiente paso en el CERA, aunque aún queda mucho trabajo para poder dar el salto a un N5 o un R5.

Nos esperan meses de muchas negociaciones y anuncios de cara a 2018, donde veremos si finalmente Cima consigue los apoyos económicos o si Renault España se decirle a darle un Clio N5 con el que ya tendría que haber estado compitiendo esta temporada, y que acabó en las manos de Miguel Ángel Fuster.