El equipo Suzuki-Repsol llega a la última cita de la temporada con cuatro coches y el título de marcas en el bolsillo, un cierre muy especial en casa. Además tres pilotos se juegan la copa.

Después de nueve pruebas, el Campeonato de España de Rallyes de Asfalto llega a su fin con la celebración del Rallye Comunidad de Madrid. Un certamen en el que el equipo Suzuki-Repsol ha sido el gran vencedor en marcas gracias a un espectacular rendimiento de sus Maxi Rally, un Adrián Díaz que se ha mantenido muy fuerte entre los dos ruedas motrices y los puntos sumados por los pilotos de la Copa. En Madrid contará con una cuarta unidad oficial y tres pilotos se jugarán la copa.

Los Suzuki Swift R+ vuelven a estar entre los grandes aspirantes al podio, y ya veremos si a la victoria. La presencia de los Porsche y las dos pasadas por el Circuito del Jarama jugarán en su contra dada su corta velocidad punta, pero tanto Joan Vinyes/Jordi Mercader como Gorka Antxustegi/Alberto Iglesias buscarán las posiciones de preferencia para cerrar un gran año para ellos. Aunque Renault lo ha intentado, la experiencia adquirida en 2016 ha sido de vital importancia para imponerse esta temporada entre los N5. Además los dos pilotos tiene opciones de alzarse con la tercera posición en la general del Nacional.

En la categoría de dos ruedas motrices la marca japonesa también tendrá intereses en este Rallye Comunidad de Madrid con Adrián Díaz y Andrea Lamas, quienes lucharán por mejorar su posición en este apartado, llegando incluso con opciones a revalidar un título que ya consiguieron en 2016. Pero este no será el único Swift oficial y el equipo contará en Madrid con un cuarto integrante. Se trata de Aritz Badiola acompañado de Josu Beitia, ganadores de la Copa Junior de la Federación Vasca de Automovilismo, que correrán en Madrid con un Suzuki Swift con especificaciones Copa fruto de un acuerdo entre Suzuki Ibérica y la Federación Vasca. Con este tipo de colaboraciones con distintas Federaciones autonómicas, Suzuki sigue apostando por el deporte de base, proporcionando herramientas para que los pilotos puedan acceder al automovilismo, así como dando oportunidades a que jóvenes talentos puedan mostrar sus capacidades en el Campeonato de España.

Aunque todas las miradas estarán puestas sobre tres pilotos de la Copa Suzuki Swift: David Cortés, Alberto Monarri y Alfredo Tamés. Los tres llegan separados por sólo 6 puntos netos lo que hará que la lucha sea encarnizada ya que la victoria final no solo dependerá de la victoria en el rallye, ya que los puntos extra otorgados por los scratch jugarán un papel decisivo en una prueba con 13 tramos.