RMC Motorsport ha anunciado la creación de una Copa N5 con los modelos fabricados por el preparador leonés para la temporada 2018.

Después de meses de rumores, por fin ya tenemos la información de la nueva Copa N5 de RMC Motorsport. Roberto Méndez regresa así a una iniciativa dentro de los Campeonatos de España de Tierra y Asfalto, dejando la parte de equipo y pasando a ser un constructor, el más importante en nuestro país dentro de la categoría N5. Cinco modelos posibles, premios en metálico, un certamen mixto y el sistema de puntuación, estos son los detalles de la nueva iniciativa de la empresa leonesa.

Desde que el primer Peugeot 208 MR llegó a las instalaciones de Caboalles, Roberto Médez vio un gran potencial en esta categoría y, siguiendo los pasos de ARVidal y Suzuki, comenzó a trabajar en diferentes modelos. Un esfuerzo que le ha llevado a ganarse la confianza de Renault España y ahora Roberto Méndez quiere acercar esta categoría a los pilotos privados con la nueva Copa N5. Un certamen en el que estarán presentes los cuatro modelos fabricados por el equipo: Ford Fiesta, Peugeot 208, Citroën DS3, Hyundai i20 y Renault Clio. Coches que ya no serán alquilados a RMC Motorsport, sino que los pilotos tendrán que llevar sus propias estructuras para gestionar las carreras, pasando de un alquiler a un cesión. Aunque sólo se podrá correr en esta copa con sus modelos, descartando así al Swift de Amador Vidal, y la empresa leonesa será también el único suministrador de recambios, llevando a cada pruebas las piezas necesarias para los equipos participantes. Y por supuesto RMC contará con comisarios que verificarán cada coche en las diferentes pruebas.

Al igual que con la BekaRMC, con los Ford Fiesta R2, Méndez apuesta por un campeonato mixto compuesto por un total de siete pruebas, cuatro del Nacional de Asfalto y tres del de Tierra. Pruebas de las que sólo se computarán seis resultados para la clasificación final, aunque RMC no marca un límite de pruebas para opta al premio final. Final y por carreras, porque han preparado premios en metálico para los cinco primeros en cada prueba, que van desde los 5.000 euros y cuatro neumáticos hasta los 1.000 euros y un neumático, de la marca Michelín. Además si alguno de los participantes logra el título absoluta en la categoría N5 se llevará 6.000 euros; mientras que el premio final aún no se ha hecho oficial.

En cuanto al sistema de puntuación serán los once primeros de cada prueba los que se llevan puntos a su casillero, al igual que los equipos que consigan scratchs. A un sistema que comienza con 15 puntos para el más rápido de la prueba habrá que sumar un punto extra por cada scratch en las segundas pasadas por los diferentes tramos de la prueba, además del Tramo Cronometrado Plus que también sumará 3, 2 y 1 punto para los tres mejores, al igual que en el CERA. Este es el sistema de puntos:

Roberto Médez vuelve a la carga con un gran proyecto destinado a los pilotos privados, una idea que desde que comenzaron los primeros rumores ha recibido tantas críticas como halagos. Este ha sido sólo un primer avance y aún falta conocer cuál será el premio de inscripción o el coste de los coches, un punto que más detractores ha tenido dado que el precio de estos modelos se sitúa en torno a los 135.000 euros. Pero no cabe duda de que desde RMC Motorsport quieren hacer un hueco a estos N5 en nuestros campeonatos y para ellos han preparado una copa grandes puntos a favor como la versatilidad de modelos, los premios en metálico o el hecho de que sea mixto.