La Federación Internacional de Automovilismo ratificó los cambios propuestos para el Mundial de Rallyes y confirmó el calendario para 2018, con la llegada de Turquía y adelantando Gales.

A falta de algo más de dos meses para que una nueva temporada el Mundial de Rallyes de comienzo con el Rallye de MonteCarlo, la Federación Internacional de Automovilismo ya tiene confirmados varios cambios importantes en el certamen, además de homologar a las diferentes marcas de neumáticos que estará presentes en dicho campeonato. El cambio más importante llega con los nuevos WRC, que ya podrán inscribirse como equipos privados aunque no puntuarán para la clasificación de constructores. También se ha hecho oficial el calendario, contando con 13 citas.

Después de un año de desarrollo de los nuevos coches de la categoría absoluta, la FIA abre la puerta a los equipos privados para poder competir con dichas monturas. Durante el 2017, pilotos como Mads Ostberg o Lorenzo Bertelli, se vieron obligados a inscribirse dentro del equipo M-Sport para poder competir con los nuevos Ford Fiesta WRC ’17, pero ya no será así. Aunque hay rumores que sitúan al noruego fuera del campeonato y con el coche en venta, si Ostberg decidiera repetir programa en 2018 ya podrá hacerlo dentro del equipo Adapta Motorsport, estructura de su padre. Un cambio importante, aunque con los elevados costes que suponen los nuevos WRC será difícil ver a equipos privados firmando una temporada completa la próxima temporada.

Otro cambio importante llega con la eliminación del mayor fiasco de la FIA de esta temporada, el Trofeo WRC. Después de que sólo Jourdan Serderidis y Valeriy Gorban han participado de forma regular, llevándose el título el griego, este trofeo desaparece del Mundial de Rallyes. Aunque esta eliminación no implica que los WRC de 2016 estén prohibidos y seguirán siendo válidos para disputar las pruebas del Mundial, como ya vimos en MonteCarlo con Craig Breen en ciertas circunstancias aún pueden ser competitivos.

Pasamos a la segunda categoría del Mundial de Rallyes y nos encontramos con un calendario compuesto por siete citas, al igual que en 2017. De las trece pruebas que formarán el calendario, los pilotos del WRC 2 disputarán un total de 7 carreras, a elegir por los pilotos, y se computarán los seis mejores resultados, como en 2017. Pero el gran cambio lo encontramos con la eliminación de que ciertas pruebas sean obligatorias, como los fue Portugal este año. De esta forma los equipos tendrán una mayor libertad para conformar sus programas y los patrocinadores tendrán mucho que decir en dicha elección, en función del mercado al que quieran destinar su inversión.

Además se ha ratificado el calendario propuesto, que dará comienzo en MonteCarlo a final de Enero y continuará en México, únicas pruebas en las que está previsto que aparezcan el hielo y la nieve. El complicado trayecto México-Córcega-Argentina se mantiene durante los meses de marzo y abril, regresan al continente europeo en Mayo para la celebración de las pruebas de Portugal, Italia y Finlandia. Mientras que la segunda mitad del año comenzará en Alemania, pasando por Turquía, un Rally de Gales que se adelanta y cerrando el año en España y Australia.

  • 26‐28 Enero – Monte Carlo
  • 16‐18 Febrero – Suecia
  • 09‐11 Marzo – Mexico
  • 06‐08 Abril – Francia
  • 27‐29 Abril – Argentina
  • 18‐20 Mayo – Portugal
  • 08‐10 Junio – Italia
  • 27‐29 Julio – Finlandia
  • 17‐19 Agosto – Alemania
  • 14‐16 Septiembre – Turquía
  • 05‐07 Octubre – Gran Bretaña
  • 26‐28 Octubre – España
  • 16‐18 Noviembre – Australia

Y por último los neumáticos. Como ya habían confirmado la propia marca, Pirelli regresa al Mundial de Rallyes y la FIA ha publicado el listado de neumáticos que estarán permitidos, entre los que se encuentran los productos de la marca milanesa, de Michelín y de DMACK, ahora ya sin equipo propio. Además se produce un cambio importante en la categoría R5, ya que los pilotos que no compitan dentro del WRC 2 podrán elegir cualquier marca de neumático, aunque no esté nominado por la Federación.