El equipo Citroën Racing se ha desplazado hasta las montañas francesas con Kris Meeke para realizar la primera jornada de pruebas con el Citroën C3 WRC de cara a la próxima temporada. Aprovechando la climatología que azota el suroeste de Europa, la marca de Versalles ha podido probar en circunstancias de nieve y un asfalto muy resbaladizo, similares a las que se encontrarán en la primera prueba del año en MonteCarlo. Este es uno de los vídeo de dichas pruebas:

Al contrario que lo que ocurría con las pruebas de Toyota, con Ott Tanak y Jari-Matti Latvala, no se aprecian cambios en el C3 con respecto al final de temporada. Pero estos test no han terminado para la marca de los chevrones y en los próximos días les volveremos a ver en acción, aunque aún se desconoce si será con novedades o con qué piloto.