Skoda Motorsport busca mantener su gran posición dentro de la categoría R5 e introducirá novedades en el motor del Fabia para la próxima temporada. 

 

El departamento de competición de Skoda se encuentra trabajando en novedades para la próxima temporada destinadas a su Fabia R5, modelo que ha dominado el apartado WRC 2 del Mundial de Rallyes por tercer año consecutivo. La marca checa centra sus esfuerzos en el motor 1.6 turbo del R5, buscando así mantener su posición frente a las opciones de Ford, Citroën o Volkswagen.

Aunque M-Sport fue el primer gran constructor de modelos R5, gracias a su acuerdo de colaboración con Ford, Skoda tardó poco tiempo en ponerse a la par con un modelo tan mítico de la marca en competición como el Fabia. Aunque 2018 será un año clave para la categoría debido a la llegada del Citroën C3 y el Volkswagen Polo GTi, modelos que buscarán arrebatarle el liderato a la marca checa. Es por ello que los ingenieros de la marca utilizarán los cinco jokers disponibles para mejorar la potencia del motor. Así lo ha confirmado Alez Rada, ingeniero jefe del equipo oficial, el medio Rallye Magazin:

“El foco principal se encuentra en el motor. Para tener más potencia y par motor, además de tener una franja de potencia más amplia, homologaremos varias piezas, como un nuevo árbol de levas. Para mí tiene sentido utilizar los cinco jokers en esta zona. Hace que sea más fácil para los clientes actualizar sus coches y que estén al día”.

Estas novedades tendrán como primer foco de pruebas el equipo oficial en el Mundial de Rallyes, liderado por el sueco Pontus Tidemand, antes de estar disponible para sus clientes. Veremos lo que tarde en llegar a los pilotos privados del Campeonato Europeo de Rallyes o los certámenes nacionales, como el Nacional de Asfalto donde el equipo ACSM Rallye cuenta con una unidad.