alonso daytona

Fernando Alonso ha hablado sobre sus impresiones sobre su primer día de pruebas en el día de ayer con el coche número 32 del United Autosports. Su monoplaza, compartido con Phil Hanson y Landon Norris, ha acabado en la sexta posición. El piloto asturiano no ha podido firmar un tiempo mejor que Landon Norris, con una diferencia de menos de una décima.

El español ha valorado sus primeras sensaciones en el circuito americano:

Las sensaciones en la curva peraltada son especiales. La presión que tienes en el cuerpo, la visión que tienes desde el coche… Así que intentas inclinarte para ver donde vas. El tamaño de todo aquí es enorme, me encanta el circuito.

Respecto a la noche, el austiano no se ha mostrado preocupado y espera adaptarse rápido.

No estoy muy preocupado por pilotar de noche, porque la pista está muy bien iluminada. El tráfico y los GTs de noche y cómo entendernos todos… Esto será el desafío principal para mí. Habrá casi 12 horas de conducción de noche aquí, así que ya encontraremos una solución.

El objetivo no es ganar

Alonso ha dejado claro que su objetivo en Daytona no es ganar, sino prepararse para carreras de este tipo. Aunque, claro está, si hay oportunidad de ganar, el español irá a por todas.

Tengo el mismo objetivo que en Indianápolis. Tengo que aprenderme el circuito, técnicas diferentes de pilotaje. Intentaré ser mejor piloto cuando acaben las 24 horas, ese es el objetivo. Es la primera vez que piloto estos coches, con GTs por los lados, de noche… Es un gran desafío. Lo primero que quiero hacer es disfrutar, y si me siento competitivo, iré a por ello.

Una de las curiosidades de esta cita es el contraste entre la experiencia de Alonso y la juventud de sus compañeros, a la que Alonso se ha referido en tono jocoso.

Hasta ahora ha estado bien trabajar con mis compañeros de equipo. Son muy jóvenes. El problema más grande es el cinturón de seguridad, el que va entre nuestras piernas. Yo necesito uno más grande que el que usan ellos. Ese ha sido el problema más grande.

Alonso ha comentado lo fácil que fue competir en esta carrera, al ser Zak Brown el jefe de McLaren y de United Autosports:

Fue más fácil que en Indianápolis, porque el jefe de McLaren es el mismo jefe que en United Autosports. Una vez que surgió la idea, hablé con Zak Brown y pregunté si había alguna posibilidad de unirme y en cinco minutos lo arreglamos y aquí estoy. No es fácil que los pilotos hagamos más de una disciplina a la vez, pero yo he podido hacerlo porque McLaren tiene una amplia visión del automovilismo y yo la comparto

Sus planes para el futuro

Fernando Alonso ha afirmado de nuevo que su máxima prioridad es la Fórmula 1 y su mayor deseo es ganar de nuevo un Mundial de F1.

Mi mayor prioridad es ganar mi tercer Mundial de F1. Creo que en 2018 con McLaren deberíamos volver a estar en las mejores posiciones con los motores Renault.

Sin embargo, no cierra la puerta a otras categorías, sino que anticipa sus planes para Le Mans y las 500 millas de Indianápolis.

Correr en Daytona es un primer paso, y luego de esta carrera entenderé mejor cómo funciona la resistencia… Intentaré correr en las 24 horas de Le Mans este año y en 2019 espero poder correr de nuevo en las 500 Millas de Indianápolis.