Fernando Alonso fue el centro de atención en las 24 Horas de Daytona, prueba en la que participaba por primera vez y en la que no tuvo la suerte de cara por un fallo con los frenos. Le espera la temporada más dura de su carrera, con la Fórmula 1 y el WEC.

fernando alonso - 24 horas de daytona - united autosport

Alonso saluda al público en Daytona | Foto: @Rolex24Hours

En pleno mes de enero, y con la Fórmula 1 fuera de actividad hasta que den comienzo los test invernales, el protagonista indiscutible en el mundo del motorsport tiene nombre y apellidos: Fernando Alonso Díaz. El piloto de Oviedo ya ha completado el primero de sus desafíos de esta temporada: las 24 Horas de Daytona. Pero más allá de eso, ha conseguido, una vez más, que media España esté pendiente de sus hazañas lejos de su competición.

La tarde del sábado 27 de enero, miles de seguidores de la Fórmula 1 comenzamos a ver una carrera de resistencia por primera vez. Y entre ellos se incluye el que escribe estas líneas. Apenas había visto algunas horas sueltas de alguna edición de Le Mans. Y poco más. Pero ahí estábamos, viendo una carrera con tres categorías diferentes dentro de la misma (Prototipos, GTLM y GTD) y 50 coches en la pista, siguiendo el rendimiento de Alonso, pero con un ojo también puesto en los otros españoles presentes: Antonio García, Dani Juncadella y Miguel Molina.

Como ya hiciéramos el año pasado allá por el mes de mayo, cuando el piloto de McLaren se embarcó en las 500 millas de Indianápolis en el equipo de Andretti Autosport. Nos familiarizamos con terminología propia de la competición, aprendimos a disfrutar de una carrera en un óvalo, disfrutamos cuando se puso líder y nos llevamos las manos a la cabeza cuando se motor Honda dijo basta. Pero no sólo los aficionados seguimos la carrera, también algunos profesionales dejaron de lado su labor cubriendo el mundial  de F1 para acompañarle en su aventura americana. Hay pocos que puedan decir eso. Y no conforme con ello, ahora da un paso más para intentar conseguir su ansiada Triple Corona: disputará la temporada al completo del Campeonato del Mundo de Resistencia (WEC), y no sólo la cita de Le Mans.

Por todo eso, gracias Fernando. Gracias por descubrir a mucha gente otras categorías lejos de la Fórmula 1, de las que o bien no teníamos ni idea, o no nos hemos puesto a disfrutarlas como se merecen. Gracias por amar las carreras, dando igual la categoría y el lugar, y transmitirnos al resto tus ganas por disfrutar y pelear por las victorias. Gracias por seguir con fuerzas después de tres duros años en los que has luchado por posiciones en las que no merecías estar. Gracias, en definitiva, por no perder el hambre de triunfos y buscarlos más allá de la que llaman la cima del automovilismo.