Volkswagen Motorsport planea realizar una presentación del Polo R WRC 2017 en su versión definitiva, tal y como hubiera disputado el Rallye de MonteCarlo si el proyecto no se hubiera cancelado.

 

 

El Volkswagen Polo R WRC con la nueva reglamentación de 2017 fue uno de los modelos que más impacto mediático causó entre medios y aficionados en las redes sociales. Después de cuatro temporadas arrasando en el Campeonato del Mundo de Rallyes había mucho interés por ver que iba a ofrecer la casa alemana bajo el nuevo reglamento, aunque un cambio en la política de la empresa nos dejó con las ganas y cientos de vídeos de Internet del coche realizando test con una decoración de camuflaje, pero eso va a cambiar. Volkswagen presentará cuáles habrían sido los colores del Polo en el Rallye de MonteCarlo del año pasado.

En medio del desarrollo del nuevo modelo R5 del grupo VAG, basado en el nuevo Polo, el Director de Volkswagen Motorsport ha confirmado al medio Autosport los intereses de la marca en mostrar su producto final. Sven Smeets y Volkswagen quieren desligar esa imagen del coche cebra de la que iba a ser su obra maestra para seguir dominando el Mundial, por lo que realizarán una presentación con el coche mostrando los colores definitivos y los patrocinadores que iban a avalar el proyecto, entre los que se encontraba Red Bull. Estas han sido las palabras del director de VW:

“Un día lo mostraremos de la manera en que deberíamos haberlo mostrarlo, para que la gente vea el coche adecuadamente y no el coche cebra, como todo el mundo lo conoce. No hemos tenido mucho tiempo para pensar cómo, cuándo o dónde lo mostramos, pero está aquí y el objetivo sería presentarlo como si fuera el comienzo de Monte Carlo. Pero primero tenemos que hablar con nuestros socios sobre esto”.

Una presentación que veremos si se transforma también en un debut del coche de forma oficial. Los planes de Volkswagen pasaban por contar con una alineación formada por Sebastien Ogier, Jari-Matti Latvala y Andreas Mikkelsen, pero los tres pilotos cuentan ahora con contratos dentro de Ford, Toyota y Hyundai, lo que hace casi imposible que puedan subirse al Polo. Aunque Smeets no descarta nada y deja caer la posibilidad de ver este WRC en competición en un futuro:

“Quizás tengamos que esperar a que uno de nuestros antiguos pilotos se retire para poder hacerlo correctamente, ¡siempre vale la pena esperar por las cosas buenas!”