alonso toyota

En la presentación del calendario de la temporada del Mundial de Resistencia se hizo oficial el cambio de fecha de las 6 horas de Fuji al 14 de octubre. Este cambio viene motivado por la presencia de Fernando Alonso en el campeonato de resistencia con Toyota.

El asturiano no iba a disputar esta prueba del campeonato de resistencia por la coincidencia de esta prueba con el Gran Premio de Estados Unidos de Fórmula 1. Sin embargo, Toyota realizó una petición a la ACO (Automobile Club de l’Ouest) para cambiar la fecha del evento y posibilitar la presencia de Fernando Alonso en la prueba.

Ante la expectación mediática que está causando el ingreso del ovetense en el campeonato de resistencia, la organización ha cedido y han cambiado la fecha de la prueba. Sin embargo, parece que esta decisión que viene tan bien a Fernando Alonso y a Toyota no ha venido nada bien a otros pilotos.

Bien para Alonso, mal para otros

Muchos pilotos se habían comprometido a participar en las 6 horas de Fuji y en Petit Le Mans. Petit Le Mans es la prueba final de la IMSA WeatherTech SportsCar Championship y se disputa en el circuito de Road Atlanta, situado en Georgia, casi a 11.000 kilómetros del trazado japonés. Esto, evidentemente, imposibilita a los pilotos competir en ambas pruebas el mismo fin de semana. Es por ello que muchos pilotos se han quejado públicamente de que el ACO ha decidido en favor de Fernando Alonso en vez de un número mayor de competidores.

Incluso Jenson Button, ha criticado la decisión también por Twitter: “Es una pena que una carrera haya cambiado por un piloto cuando ese cambio daña a otros muchos pilotos que tienen contratos, pero también otras categorías como IMSA y Super GT donde un choque así dañará a su base de aficionados”.

La organización se ha defendido diciendo que es “algo lógico”. El director de la categoría, Neveu, ha defendido que ellos siempre piensan primero en el campeonato y que sabían que esta medida tendría gente en contra. “Nos puedes imaginarte a alguien como Alonso en el campeonato, corriendo con Toyota, e ir a Japón sin él. Fernando quiere pelear por el campeonato del mundo, él no puede perderse una carrera. Fue lógico. No había dudas de no contar con Alonso en Japón”.

Y es que el WEC se enfrente a una publicidad sin precedentes. La presencia de Fernando Alonso en el Toyota ha hecho que muchos anunciantes y aficionados pongan sus ojos en la competición y los organizadores quieren aprovechar este tirón para sacar el deporte a la luz y atraer a nuevos aficionados. Todo se prepara ya para una fiesta sin precedentes en algunos eventos claves del calendario de resistencia de este año, especialmente en Le Mans, donde todavía no podemos predecir la cantidad de ojos que habrá mirando la prueba.