El piloto estadounidense Ken Block trabaja con Ford para conseguir asegurar un programa parcial en el Mundial de Rallyes con la marca del óvalo tras la salida del Rallycross.

La colaboración entre M-Sport y Ford Performance podría convertirse en la llave que devuelva a Ken Block a los tramos del Campeonato del Mundo de Rallyes. El piloto estadounidense se encuentra trabajando con el departamento de competición de la marca para conformar un programa deportivo para la temporada 2018, en el que se están intentando incluir citas del Mundial con los nuevos Ford Fiesta. Block no compite en este certamen desde 2015, centrándose en el rallycross.

Famoso por sus espectaculares vídeos de drift, Ken Block es uno de los pilotos más seguidos en todo el mundo. El estadounidense ha sido un habitual de Ford tanto en sus gymkhanas como en sus inclusiones en los rallyes, lo que le llevó a convertirse en un valor fundamental de la marca e incluso llegó a formar parte del desarrollo del Focus RS lanzado en 2017. Además de formar un tándem entre su equipo Hoonigan Racing Division y Ford Performance para competir en el Mundial de Rallycross durante las últimas dos temporadas.

Una relación entre el equipo de Block y el departamento de competición de la marca del óvalo que va a continuar en 2018 y el Mundial de Rallyes se espera que sea uno de los escenarios para seguir fortaleciendo este vínculo. Mark Rushbrook, director global de Ford Performance, ha reconocido el interés que tiene con el piloto y ha confirmado que este año va a correr con ellos:

“Ken ha sido un gran socio y continuamos con esa relación. Definitivamente vamos a ver a Ken Block en un Ford durante este año”.

Aunque Rushbrook no quiso especificar en que categorías iban a correr con Ken Block, en las declaraciones publicadas en Motorsport.com le han preguntado directamente por las posibilidades de verlo en el Mundial de Rallyes. Block debutó en este campeonato en 2007 con Subaru, gracias al apoyo de Monster, y durante los siguientes años ha realizado pequeñas intervenciones con los Focus RS y Fiesta RS de Ford; siendo el Mundial de 2011 la temporada con más pruebas disputadas y con dos entradas entre los diez primeros (Francia y Gales). Estas han sido las palabras de Mark Rushbrook sobre las posibilidades en el Mundial de Rallyes:

“Está habiendo algunas consideraciones al respecto, pero todavía necesitamos trabajar en algunas cosas para que se produzca. Ken es un piloto fabuloso, he estado en el asiento del acompañante con él y tengo mucha confianza en él detrás del volante y genera un gran alcance en las redes sociales para nosotros. La relación funciona”.

Aunque el Mundial de Rallyes no ha sido el campeonato en el que ha conseguido sus mejores resultados, incluso ha protagonizado grandes accidentes como el de Portugal 2011, el tirón mediático le avala. Más de seis millones de seguidores en su página de Facebook, casi medio millón en Twitter o sus vídeos con decenas de millones de visitas suponen un gran escaparate para Ford, que está volviendo a apostar por el WRC para dar más visibilidad a su marca.