Los pilotos de la Beka Junior R2 se medirán en 2018 a los Junior del Campeonato Europeo de Rallyes en Gran Canaria, donde además podrán disponer de seis neumáticos más y no tendrán costes para desplazar sus coches al archipiélago.

La Real Federación Española de Automovilismo ha sorprendido este año con la segunda edición de la Beka Junior R2, que contará con un toque más internacional gracias al Rallye Islas Canarias y el RallyRACC de Cataluña. Dos pruebas que permitirán a los pilotos nacionales medirse contra las grandes figuras del Europeo y el Mundial respectivamente, lo que ha obligado al estamento presidido por Manuel Aviñó tomar medidas para permitirles luchar de tú a tú, especialmente en Canarias. Además han conseguido un acuerdo que permitirá a los equipos desplazar sus R2 al archipiélago sin coste.

La idea de llevar la Beka a Gran Canaria pasa porque sus jóvenes pilotos puedan tener su primera toma de contacto directo con un campeonato al que se enfrentará el ganador al año siguiente. Pero para ello necesitan que los nacionales tengan las mismas oportunidades que los continentales, especialmente en el apartado de los neumáticos, por lo que en esta prueba la BkR2 tendrá las mismas limitaciones mecánicas que el U27 del Europeo. Esta normativa les permitirá contar con un total de 14 neumáticos para completar el fin de semana, en lugar de los dos juegos que tendrán en Ourense y el Princesa de Asturias.

Aunque quizás uno de los más apartados más importantes en los que ha estado trabajando la Federación Española de Automovilismo es el tema de los trasportes. Gran Canaria y Adeje son las citas más perjudicadas por el sistema de puntuación dados los costes logísticos que suponen y la posibilidad de no contar dos resultados de las primeras seis pruebas. Pero el equipo de Manuel Aviñó ha conseguido reducir este coste a cero gracias a un acuerdo con las empresas de trasportes, aún sin develar, para que desplace los R2 de la Beka desde la península a Gran Canaria. Una medida de la que se beneficiará también la prueba tinerfeña, ya que las mecánicas tan sólo tendrán que viajar de una isla a la otra y las pruebas son seguidas, abaratando así los costes. José Vicente Medina, Presidente de Comisión de Rallyes de Asfalto, lo anunció la semana pasada en el programa Vuelta Rápida GT con las siguientes declaraciones:

“Hemos llegado a algunos acuerdos con los transportistas y no va a tener ningún coste el transporte del coche a Canarias, que era una de las preocupaciones que teníamos. Para Canarias hemos puesto menos limitaciones que otros años ya que a veces la diferencia entre el Campeonato de España y del Europeo hacía que nuestros pilotos no pudieran competir por el rallye, porque tenían menos ruedas o menos cajas de cambios. Esto lo hemos quitado para la Beka en Canarias y tendrán la misma disponibilidad de elementos mecánicos y ruedas, se trata de intentar luchar con ellos para ganarles al año siguiente”.