El italiano vuelve a ser noticia por sus problemas con la justicia tras la nueva condena que le acusa de evasión de impuestos en relación con su yate privado, el ‘Force Blue’.

Según la Gazzetta dello Sport, el Tribunal de Apelación de Génova ha condenado al ex director deportivo de Renault a año y medio de cárcel. El caso comenzó en mayo de 2010, cuando la Fiscalía italiana confiscó el yate de lujo propiedad de Briatore, acusándole de usar dicha embarcación como lugar de celebración de multitud de fiestas y otros eventos no relacionados con sus negocios en aguas del país transalpino, sin haber pagado los impuestos correspondientes durante cuatro años. La cifra defraudada ascendía a 3.600.000 euros, a la que se les sumaban además 800.000 euros respectivos a impuestos sobre el combustible.

En un primer momento se pidieron hasta cuatro años de cárcel, siendo condenado en 2015 a 23 meses de prisión, sentencia que tras el nuevo fallo se ha visto reducida hasta los 18. Una decisión que sigue sin contentar a sus abogados, que han declarado que recurrirán la sentencia como ya hicieron cuando fue condenado por el mismo tribunal hace tres años. Además, seguirán trabajando para demostrar la inocencia de su cliente: “Tomamos nota de la decisión de los jueces y apelaremos a los tribunales. Estamos seguros de la inocencia del Sr. Briatore”.