McLaren llegará a los test de pretemporada mejor preparado con Renault de lo que nunca estuvo con Honda. Así lo afirman desde el equipo, a pesar del retraso inicial de dos semanas.

Matt Morris, director de ingeniería de McLaren, confirma al portal Crash.net que llegarán a los test de pretemporada en Barcelona mejor preparados de lo que nunca estuvieron con Honda. Y eso que han tenido que lidiar con un retraso inicial de dos semanas provocado por el tardío acuerdo con Renault. El británico afirma que hubo mucha tensión en el equipo en la parte final de la temporada, cuando todavía no sabían si iban a continuar con Honda o por el contrario optarían por un cambio de motorista.

“Si hubiésemos cambiado el motor antes, podríamos haber adelantado muchas cosas. Tratamos de retrasar algunas cosas, como el chasis y el diseño de la caja de cambios”, relata Morris. “Realmente necesitamos ponernos con el chasis ahora. Eric (Boullier), Zak (Brown), ¿podéis decirme qué motor vamos a poner? Afortunadamente lo arreglaron justo a tiempo”. Como ya vimos en el documental Grand Prix Driver, que narra el calvario sufrido por McLaren en la pretemporada 2017, un retraso en el montaje del motor puede condicionar toda una temporada.

El retraso del acuerdo con Renault, que estaba previsto para el GP de Italia y finalmente fue pospuesto hasta Singapur, hizo que en Woking tuviesen que lidiar con un rediseño de la parte posterior del monoplaza. Morris ha querido elogiar tanto a McLaren como a Renault por recuperar el tiempo perdido y haber sido capaces de tener el coche listo para los test de pretemporada, que comenzarán el próximo 26 de febrero en el Circuit de Barcelona-Catalunya.

“Hubo unas pocas semanas en las que íbamos un poco justos de tiempo, pero desde entonces hemos podido seguir un programa normal (con Renault). No es como si hubiéramos tenido que estar poniéndonos al día todo el invierno. Empleamos dos semanas para volver al programa normal”, declara Morris. También cree que alcanzaron el acuerdo “justo a tiempo” y confirma que desde entonces han estado trabajando de forma muy cercana con la gente de la fábrica de Renault para asegurarse de que el motor galo se integrase perfectamente con el chasis de McLaren.

“Algunas de las cosas que hemos estado haciendo, en particular con Renault, significa que creo que estaremos mejor preparados para ese primer día en Barcelona de lo que quizás hayamos estado en el pasado con Honda. Siempre es bueno ir un poco más avanzado, pero deberíamos ir a las pruebas de invierno en el mejor estado posible”, apunta el jefe de ingeniería de McLaren.