La escudería suiza ha sido la cuarta en dar a conocer el monoplaza con el que competirán esta temporada que está a punto de comenzar.

Blanco y rojo. Así es el C37, el nuevo monoplaza del equipo suizo, renombrado Alfa Romeo Sauber F1 Team. De esta forma, abandonan el azul de temporadas anteriores y comienzan una nueva era junto a Alfa Romeo y Marcus Ericsson y Charles Leclerc como pilotos oficiales – en la que esperan ser más competitivos. Una temporada que se presenta alentadora para los de Hinwil, que presentan significativos cambios en el diseño del monoplaza para tratar de dar el salto a la zona media del grupo si el motor Ferrari responde como se espera. Entre sus apuestas, la inclusión de un alerón en el ‘halo’, el nuevo elemento de seguridad para los pilotos. Los nuevos patrocinadores adquieren un peso notorio: “Carrera”, “Kappa” o “Richard Mille” son solo algunas de las nuevas incorporaciones en forma de patrocinio que ha firmado de cara al nuevo año.

“Una nueva filosofía”. El C37 es una apuesta renovada de un equipo que no ha firmado resultados óptimos en las últimas campañas. El concepto aerodinámico vuelve a ser, según indican los suizos, “la diferenciación para el año nuevo”. De esta forma, “el C37 está equipado con partes aerodinámicas nuevas y mejoradas“. Otro de los avances es la ventaja de contar con la unidad de potencia de Ferrari con especificación de 2018. Jörg Zander, director técnico del equipo asegura que “el nuevo concepto nos ofrecerá más posibilidades y nos ayudará a mejorar en el transcurso de la temporada. El motor Ferrari de 2018 nos ayudará a dar un impulso en términos de rendimiento“.

 

El C37 en imágenes