Fuera de los circuitos también existen lugares donde contemplar las más grandes leyendas del automovilismo. Lugares donde descansan aquellos bólidos que antaño hicieron historia. Lugares hechos para el deleite de los aficionados al motorsport.

¿Alguna vez os habéis preguntado qué hacen los equipos de Fórmula 1 y de otras competiciones con los coches de temporadas pasadas? Pues no existe una única respuesta, pero muchas marcas optan por conservar estos bólidos en museos propios. Esto es lo que, por ejemplo, hacen Mercedes o Porsche. En la ciudad alemana de Stuttgart se encuentran los dos “templos” de estas marcas. Los hemos visitado y hoy os invitamos a descubrir con nosotros estos mágicos lugares creados para el disfrute de los aficionados.

Mercedes Benz Museum

Al este de la ciudad de Stuttgart se erige un imponente y moderno edificio plateado que alberga la historia de Mercedes o, lo que es lo mismo, la historia del automóvil. Llegando al museo, una estatua de Juan Manuel Fangio nos da la bienvenida y nos da una idea de lo que vamos a encontrar dentro del museo. Una vez dentro y ya con las entradas (entre 5 y 10 euros) y la audioguía (gratuita) en nuestra mano, comenzamos nuestra visita a través de la historia del automovilismo de la mano de la marca de estrella. El museo se estructura en 8 niveles cronológicamente ordenados de arriba abajo. Podemos conocer y admirar una gran variedad de vehículos de todas las épocas, pero nuestro interés se centra en los modelos de competición que encontramos en las últimas galerías.

Hablar hoy en día de Mercedes es hablar de éxito. Son los vigentes campeones de Fórmula 1 y desde el 2014 nadie ha podido arrebatarles el trono. Pero su éxito se remonta a los primeros años de la Fórmula 1. En los años 50 una leyenda como Juan Manuel Fangio ganó dos mundiales pilotando un Mercedes. La marca alemana estuvo mucho tiempo alejada de la categoría reina del automovilismo hasta que en el año 1998 regresó de la mano de McLaren (al que suministraba los motores) para ganar el campeonato con Mika Häkkinen. 10 años más tarde repetiría éxito de nuevo con McLaren, pero esta vez con Lewis Hamilton a los mandos. En el año 2014 retomó la senda de la victoria para no abandonarla. 4 títulos de pilotos (3 de Lewis Hamilton y 1 de Nico Rosberg) y otros 4 de constructores desde entonces. Pero el éxito de Mercedes llega más allá de la Fórmula 1. En sus vitrinas guardan trofeos de sus triunfos en competiciones tan míticas como el DTM (10 títulos de pilotos, 13 de equipos y 6 de marcas) o las 24 horas de Le Mans, que ganaron dos veces.

¿Qué ver en el Mercedes Benz Museum?

Ciñéndonos a la Fórmula 1 y al mundo del automovilismo de competición, en el museo de la marca alemana podemos encontrar joyas tales como el Mercedes W07 Hybrid con el que se proclamó campeón del mundo Nico Rosberg en la temporada 2016; el McLaren Mercedes MP423 que pilotó Lewis Hamilton en su primer título mundial; el McLaren Mercedes MP4/13 del primer mundial de Mika Häkkinen; o algunas de las llamadas balas plateadas pilotadas por leyendas como Stirling Moss o Juan Manuel Fangio. Además de coches ganadores de Le Mans como el Sauber-Mercedes C9 de 1989, entre otros muchos.

Podéis ver algunas de las joyas que alberga el Mercedes-Benz Museum en esta galería:


Porsche Museum

Más al norte de la ciudad y del Mercedes Benz Museum se encuentra la segunda joya de la corona de Stuttgart. El Porsche Museum. Al igual que el de Mercedes, el edificio que alberga el museo de Porsche es espectacular. El color blanco se combina con el cristal en un edificio que atrae toda la atención del visitante. Pero la belleza está en el interior. Aunque es de menor tamaño que el museo de la otra marca nacida en Stuttgart, su visita es igual de recomendable. En el interior podemos hacer un recorrido por la historia de la marca, sus modelos más míticos y sus éxitos en competición.

Muchos pensarán que Porsche nunca ha participado en la Fórmula 1, pero lo cierto es que sí. Y muchos se sorprenderán si además señalamos que en los tres años en los que estuvo presente en la categoría reina consiguió ganar tres mundiales. Porsche nunca corrió como equipo, pero lo hizo como suministrador de motores. En los años 1984, 1985 y 1986 desarrolló para Marlboro McLaren International uno de los mejores motores de la historia de la competición: el TAG Porsche. Niki Lauda en el 84 y Alain Prost en el 85 y 86 ganaron el mundial con el TAG Porsche montado en los legendarios MP4/2 y MP4/2C. Pero no es en la Fórmula 1 donde la marca alemana cosechó sus mayores éxitos, si no en las 24 horas de Le Mans. Porsche es el fabricante con más victorias en la historia de la mítica prueba de resistencia con 19 victorias, 7 de ellas consecutivas en los años 80.

¿Qué ver en el Porsche Museum?

Aunque Porsche destaca en Le Mans, también hay hueco para la Fórmula 1 en su museo. Concretamente para el legendario McLaren MP4/2C con motor TAG Porsche con el que Alain Prost se coronó campeón en el año 1986. En sus instalaciones se nota el idilio de Porsche con Le Mans y se exponen varios modelos que participaron e incluso ganaron la mítica prueba. Podemos admirar tres legendarios Porsche 917, incluyendo el 917 KH con decoración de Martini que se proclamó vencedor en 1971. El 917 no es el único ganador que podemos admirar, el 936 que ganó en 1976, el 956 que lo hizo en 1982 y el más actual Porsche 919 Hybrid, que ganó en 2014, completan el elenco de ganadores de las 24 horas de Le Mans.

Estos son solo algunos de los míticos coches que Porsche guarda en su museo y que podéis ver en esta galería de imágenes:


Información Útil

Mercedes Benz Museum
Precio: Regular: 10 euros / Reducida: 5 euros
Horario: martes a domingo de 9:00 am a 18:00 pm
Página Web: mercedes-benz museum
Localización:

Porsche Museum
Precio: Regular: 8 euros / Reducida: 4 euros
Horario: martes a domingo de 9:00 am a 18:00 pm
Página Web: porsche-museum
Localización: