El canario notó la falta de ritmo y varios contratiempos le hicieron verse retrasado en la clasificación general.

Tras un año sin correr en el Campeonato de España de Rallyes de Tierra, Marcos González junto con Borja Odriozola se presentaban en la cita inaugural del certamen en Lorca con un Mitsubishi Lancer Evo X de Calm competición. El de Distribuciones Viera solo pudo finalizar en decimoséptima posición el Rallye Tierras Altas de Lorca en el que sufrió muchos contratiempos a lo largo de toda la jornada.

El joven piloto de Haría noto una falta de ritmo en los dos primeros tramos que , por otra parte, era normal después de haber estado un año en el dique seco. Ademas, sufrió una salida de pista que freno un poco esa recuperación de sensaciones. Sin embargo , con el paso de los kilómetros los canarios iban encontrando el ritmo y, fruto de eso, fue la clara mejoría de tiempos que consiguieron en las segundas pasadas de los tramos matinales. Incluso en la segunda pasada fueron capaces de rebajar su tiempo de la primera pasada a pesar de irse largos en una curva que les obligaba a maniobrar para reemprender la marcha.

La dupla canaria ponía todas sus esperanzas en las dos pasadas que se realizaban al tramo C,que era el mas largo de la prueba, para conseguir remontar posiciones. Sin embargo , la suerte no les acompañó en las dos pasadas ya que la primera pasada se neutralizaba debido al incidente de Eizmendi mientras que en la segunda pasada se encontraron con el participante que les precedía ya que este había sufrido una salida de pista y perdió tiempo a la hora de reincorporarse a la carrera.

González declaraba que había sido un  día difícil y frustrante y que es conocedor de que aún falta mucho para volver a tener el ritmo que en 2016 le llevó a ser tercero en la general, aunque también la suerte les había sido esquiva en esta prueba. Más que por el resultado, Borja y Marcos se encontraban decepcionados por el hecho de no haber podido rodar al máximo nivel en ningún tramo de la prueba murciana. Por otro lado , el canario tampoco estaba muy satisfecho con el rendimiento del Mitsubishi Lancer Evo X Proto. Marcos González decía que el rendimiento del coche ha de mejorar mucho si quieren seguir con él en el programa de tres pruebas que habían planeado para este inicio de temporada. González notaba unas ciertas carencias en el vehículo que tendrán que mejorar de cara a estar en más pruebas en el futuro ya que , como dijo antes de la prueba murciana, los resultados,el presupuesto y las sensaciones son muy importantes para ello.

La próxima prueba que disputará la dupla canaria será la segunda cita del Campeonato de España de Rallyes de Tierra que tendrá lugar los días 6 y 7 de abril en Córdoba donde se celebrará el Rallye Pozoblanco.