El equipo cántabro acudía a la cita inaugural del certamen de tierra en Lorca con dos vehículos.

El pasado fin de semana el equipo Raceseven se desplazó hasta tierras murcianas para disputar la primera prueba del Campeonato de España de Rallyes de Tierra. Entre los casi ochenta vehículos inscritos , con un gran nivel de pilotos y monturas, dos de ellos eran del equipo cántabro. Con el dorsal once partían Jose Luis Peláez y Rodolfo del Barrio con el Skoda Fabia R5, que estrenaron en el Rallye Paracuellos, mientras que con el dorsal treinta y cuatro partían Roberto Blach y Jose Murado con el Peugeot 208 R2.

Pese al polvo en suspensión o los cambios de tiempo que sucedieron a lo largo de la jornada , los dos vehículos alineados por la estructura cántabra consiguieron finalizar la prueba sin contratiempos reseñables y obteniendo buenos resultados. Peláez y Blach consiguieron superar de manera satisfactoria el reto que suponía enfrentar los sietes tramos y los más de 110 kilómetros de especiales de los que estaba compuesto esta prueba inaugural.

Jose Luis Peláez y Rodolfo del Barrio hicieron una lectura muy inteligente de la prueba yendo a más conforme pasaban los tramos. Este hecho permitió que el piloto de Carmotive, junto con el experimentado copiloto asturiano, fueran escalando posiciones en la general del rallye según iban avanzando los tramos. Peláez y Del Barrio conseguían finalizar la prueba en cuarta posición en la que fue su primera carrera “oficial” con esta montura. Por delante la victoria fue a parar a manos de Xevi Pons y Jordi Mercader seguidos por Willy Villanueva y Jorge del Cid. Con este resultado el madrileño obtiene unos puntos muy valiosos de cara a la clasificación general del campeonato y seguirá trabajando para conseguir más velocidad que le permita alcanzar cotas mayores en las futuras pruebas.

Por otro lado, Roberto Blach iniciaba su andadura en la Beka Junior R2 con la disputa del Rallye Tierras Altas de Lorca. Blach,en la que será su segunda temporada dentro de la Beka R2, aspira a pelear por el título y para ello han vuelto a confiar en los servicios del equipo dirigio por Victor Pérez. En esta prueba inaugural, Blach y Murado obtuvieron un modesto sexto puesto. Blach y Murado se vieron penalizados por la falta de experiencia del gallego en esta superficie en la que poco a poco van avanzando. Muestra de ello fue la mejoría que tuvieron en sus tiempos en las segundas pasadas a bordo de su Peugeot 208 R2. Sin embargo, Blach y Murado lograron su objetivo que era el de finalizar la prueba sin ningún contratiempo e ir sumando kilómetros que les permitan seguir avanzando en esta superficie, así como sumar unos puntos muy valiosos de cara a la clasificación de la Beka Junior R2.

Por tanto, el equipo cántabro obtuvo un balance positivo de la prueba inaugural del Campeonato de España de Rallyes de Tierra donde sus dos equipos consiguieron los objetivos que se habían marcado antes de iniciar la prueba.