Los comisarios deportivos del Rali do Cocido encontraron modificaciones no permitidas en el Fiesta N5 y el Clio N5 de Álvaro Muñiz y Adrián Díaz respectivamente, por lo que han decidido descalificarlos de la prueba. Felix Macías escala hasta la tercera posición.

El Rali do Cocido tuvo una convulsa noche en las asistencias con la verificaciones de los comisarios deportivos, que encontraron varias irregularidades en algunos de los participantes. Aunque en un principio se apuntó a cuatro coches con posibles modificaciones ilegales, finalmente han sido dos N5 los que han quedado fuera de la prueba al contar con una modificación en la mangueta delantera izquierda que no estaba contemplada en el reglamento, concretamente en el Ford Fiesta de Álvaro Muñiz y el Renault Clio de Adriñan Díaz. De esta forma, Felix Macías pasa a la tercera posición del podio.

Al término del Rali do Cocido, primera cita puntuable para el Campeonato de España de Rallyes de Asfalto, los comisarios deportivos de la Real Federación Española de Automovilismo sospecharon de posibles irregularidades en el Hyundai i20 y el Ford Fiesta de Miguel Ángel Fuster, dudas que fueron resultas y finalmente no se tomó medidas contra ellos. Pero los otros dos señalados, tras la primera inspección, no se libraron del castigo de los comisarios y a la clasificación final de 24 participantes habrá que restarles dos: Álvaro Muñiz y Adrián Díaz.

Según afirma el comunicado emitido por la Federación, tanto el Fiesta como el Clio contaban con una modificación no permitida por el reglamento en la mangueta delantera izquierda. En concreto, estos dos participantes se saltaba el punto 8.4 que hace referencia al sistema de suspensiones, que obliga al uso de las manguetas traseras y delanteras del listado Tipo PK y que además no podrán ser modificadas. Una verdadera lástima ya que, en el caso de Muñiz, había hecho un rallyes excepcional en el que fue su debut con el modelo N5, algo que tiene aún más mérito ya que venía de pilotar modelos GT durante las últimas temporadas. Al igual que en el caso de Adrián Díaz, que en Lalín cambiaba de marca y pasaba a Renault tras competir con el S1600 de Suzuki, logrando una gran adaptación de menos a más a lo largo del fin de semana.

Con estas descalificaciones, se modifica la general del rallye y el podio pasa a estar ocupado por Iván Ares, Miguel Ángel Fuster y Felix Macías, que logra así su primer podio en una prueba del Nacional de Asfalto con su Subaru Impreza. Además la categoría N5 termina con el triunfo de Javier Pardo, que pasa a ocupar la cuarta posición en la general de Lalín.